Profesionalismo y sospechas

DUPLICIDAD
(Duplicity, 2009; dir: Tony Gilroy)

Para bien y para mal, Duplicidad fusiona tópicos del cine estadounidense clásico y del actual. Sus principales personajes, interpretados por Clive Owen y Julia Roberts (como una pareja de ex oficiales de la CIA y el MI6 al servicio de poderosas compañías multinacionales, quienes de una escena a otra pueden ser alternativamente contrincantes, compañeros, confidentes o amantes), arrojándose palabras filosas en ambientes lujosos y recorriendo displicentemente bellas ciudades europeas, recuerdan a lo que se ha llamado screwball comedy (o comedia sofisticada) y a ciertos policiales sombríos, que abundaron en el Hollywood de los años ’30 y ’40 (el propio Owen tiene la apostura formal de los galanes de aquellos años, como Cary Grant). Y, al mismo tiempo, la película se nutre del look propio de los thrillers actuales, operación resultante de la suma de teléfonos celulares, monitores, cocteles, rascacielos, lustrosos aeropuertos, oficinas y habitaciones de hotel.
El resultado podría haber sido superior si el guionista y director Tony Gilroy (1956, New York, EEUU) no se hubiera regodeado en hacer retroceder y avanzar permanentemente la historia, así como en exasperar con las posibilidades de simulación a las que juegan los protagonistas. Como en su anterior largometraje, Michael Clayton (2007), mientras la trama se complica los momentos intensos escasean. La película deja en claro su interés por obtener un producto atractivo -recurriendo, por ejemplo, a la imagen múltiple o a una notable banda de sonido- pero lo funcional cede ante el peso de lo seductor: una situación típicamente monótona como la charla que un industrial (Tom Wilkinson) da a sus empleados pasivamente sentados, es resuelta con movimientos de cámara tan elegantes como injustificados.
Tal vez a Duplicidad y a su director les ocurra lo que a sus personajes: de tan eficaces y profesionales, terminan resultando poco creíbles, haciendo desear en ellos algún gesto de audacia, de calidez, de vitalidad.

Por Fernando Varea

http://www.duplicitymovie.net/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s