Millonarios y confundidos

RED SOCIAL
(The Social Network, 2010; dir. David Fincher)

Hay películas que el paso del tiempo las vuelve recordables no por sus méritos cinematográficos sino por plasmar en imágenes cuestiones propias de su época. Eso ocurrirá con Red social, ya que ocupa sus dos horas en desarrollar el vértigo de invenciones, iniciativas empresariales y traiciones personales que rodearon los comienzos de la red social Facebook. Lo hace centrándose en su fundador, Mark Zuckerberg (interpretado por Jesse Eisenberg, el joven actor de Adventureland y Tierra de zombies), genial pero siempre contenido y propenso a traicionar a compañeros y amigos. En ese camino hecho de mezquindades, asoma como único respiro de madurez su novia Erica (Rooney Mara).
Se ha dicho que la película puede ser vista como un retrato generacional. Efectivamente, refleja algo de la influencia que Internet y, concretamente, las redes sociales, han tenido en los últimos años en la vida de mucha gente, fundamentalmente en los jóvenes. El materialismo, la frialdad en las relaciones, la dependencia de la tecnología, pueden ser señales de la cultura de comienzos de siglo. Pero Red social está planteada como una trama de intrigas, envolviendo con glamour una simple sucesión de peripecias, en cierta manera como ocurría también con El origen (2010, Christopher Nolan). Al mismo tiempo, resulta una suerte de fábula con moraleja, como lo demuestra el final, en el que el protagonista, por encima del éxito y el dinero conseguidos, sólo desea recuperar lo que lo devuelve a su costado más puro y vulnerable. Por detalles como éste hubo quienes se apresuraron a compararla con El Ciudadano, como si la obra de Welles pudiera restringirse a su armazón argumental.
Si puede discutirse la forma narrativa elegida (no se entiende mucho la necesidad permanente de ir y venir en el tiempo), es decididamente superficial el estilo -manierista, excitado- del film. Las actuaciones, por ejemplo, son una sucesión de poses y mohínes, a cada uno de los cuales la cámara le dedica dos o tres segundos, nunca más. Una fotografía y una banda sonora indiscutiblemente seductoras cubren una continuidad de discusiones sobre cuestiones legales y financieras, encuentros en el interior de elegantes universidades privadas, fiestas juveniles, competencias deportivas y vistazos sobre la ciudad iluminada de noche.
Las referencias a lo que pasa lejos de ese mundanal ruido son sentencias al paso, como cuando alguien dice “En Bosnia no tienen carreteras pero tienen Facebook”. Y así como abundan chicas decorativas y finalmente molestas, no hay (salvo un par de policías) un solo personaje de aspecto rústico o de clase media-baja en todo el film. Estos rasgos responden claramente a la vocación del director David Fincher (1962, Denver, EEUU) por hacer un cine artificiosamente bello e incluso tramposo, utilizando recursos característicos del lenguaje publicitario. Las imágenes lustrosas pueden justificarse en los video-clips que ha realizado para varias pop stars, y lo mismo puede decirse de su astucia para encandilar a los espectadores en productos livianos como Alien 3 (1993) o Zodíaco (2007), pero esos artilugios resultan engañosos cuando Fincher intenta contar historias sensibles o controvertidas (El club de la pelea, El curioso caso de Benjamin Button).
Es cierto que Red social aborda el surgimiento de Facebook con cierta mordacidad, pero, por momentos, más que su lado oscuro parece estar mostrando su lado cool.

Por Fernando Varea


http://www.thesocialnetwork-movie.com/

Anuncios

5 pensamientos en “Millonarios y confundidos

  1. ¿Y quién dijo que Red Social debería estar mostrando su lado oscuro en detrimento de su lado cool? La película está ahí, y es lo que es, no lo que debería ser.

  2. Hernán:
    Si a la película le importa tanto el juego de ambiciones y traiciones en torno a la creación de Facebook, y se promociona diciendo “No haces 500 millones de amigos sin ganarte algunos enemigos”, se supone que intenta mostrar el lado oscuro o negativo de esta red social.

  3. No sé, yo no supongo lo mismo. Además si el argumento para hablar de una película es el eslogan del afiche, que forma parte de la campaña de marketing para su venta, me pierdo.

    Creo que la película habla menos de facebook y de las redes sociales que de su protagonista. Facebook es el mcguffin.

  4. Hernán:
    Creo que el eslogan del afiche puede obviarse para analizar una película de Haneke o Kiarostami, pero no para películas ultrapromocionadas como ésta.
    Es cierto que habla menos de las redes sociales que de su protagonista, aunque no por nada se llama “Red social”… En todo caso, Facebook es una suerte de carnada para atraer espectadores: Fincher no es ningún ingenuo en ese sentido. Tampoco la Columbia Pictures.
    Y en cuanto al mac guffin, pienso como Hitchcock que, cinematográficamente hablando, no tiene ninguna importancia (“Un cineasta no tiene nada que decir, tiene que mostrar”, coincidía AH con Truffaut).
    Gracias por dejar tus opiniones.

  5. A sacarse el sombrero con Fincher, gran vendedor de humo. Arrancó con El club de la pelea (quizás también con The Game) y con Red social se recibió de encantador de serpientes. A lo que refiere el autor de la nota respecto del lado cool de Facebook, creo que igualmente lo hace Fincher con El club de la pelea. El director inteligentemente se pone en el lugar (artifical) del “anti-sistema” pero con la toda la maña como para que sus personajes no dejen de ser lo suficientemente cool y atractivos para la platea; todo eso además revestido con un bombardeo permanenete de planos que cambian furiosamente como para que todo parezca más vertiginoso todavía, y ese súmum lo logró con Red social. Son tan rápidos los diálogos y los cambios de plano que en un momento creo que terminan agotando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s