José Luis García: “Lo importante es dejar que las cosas fluyan”

Después de cosechar premios y exhibirse con buena repercusión en Buenos Aires, La chica del sur llegó este fin de semana al cine El Cairo de Rosario, donde ya había sido presentada dentro de la muestra itinerante del BAFICI el año pasado. Aprovechamos la oportunidad para hablar con su director José Luis García (1965, Buenos Aires) sobre este documental apasionante en torno a una joven militante pacifista coreana.
– Por tratarse de una película que aborda, en principio, cuestiones relacionadas con cambios en la historia y la política internacional, es notable cómo no deja de tener misterio, sorpresa, emoción, situaciones casi increíbles. ¿Cómo trabajaste para conseguir eso?
– Yo dejo que las cosas fluyan, creo que un poco es eso. Me parece que cuando los temas son interesantes y los personajes son intensos y las características de su vida y las cuestiones que los rodean también lo son, se trata de que eso fluya y organizarlo después con una estructura dramática que tenga un crescendo. Me parece que la receta es esa: dejar que las cosas fluyan en su naturaleza.
– ¿Cómo hiciste para sortear los obstáculos e imprevistos que seguramente habrás tenido a lo largo del rodaje, que incluyó viajes, búsquedas, investigación?
– Yo sabía que el personaje de Lim Sumkyung era complejo, atravesado por tragedias en lo político y, sobre todo, en lo personal. Sabía que había que tener paciencia, no forzar las cosas ni sentirse frustrado si algo no salía inmediatamente, no ejercer ningún tipo de presión. Ha habido, como vos decís, cosas increíbles e inesperadas. Pero al final la gente más conflictiva (conflictiva aunque buena gente, no estamos hablando de criminales) termina abriéndose y superando sus propios problemas. Creo que hay que tener paciencia y comprender la personalidad que uno está tratando de abordar.
La chica del sur tiene un tono medio confesional como tu anterior Cándido López, los campos de batalla. Mientras encarás el trabajo de búsqueda nos estás contando tus propias experiencias y sensaciones.
– Sí, yo creo que sobre todo este último documental tiene algo autobiográfico. Lo atraviesa una experiencia personal, con ese viaje tan extraño que hice hace 30 años a Corea del Norte y el descubrimiento de ese personaje que a mí me pareció fascinante. Son realmente impresiones muy personales. En el caso de Cándido López… el personaje era la vía para contar la historia de la Triple Alianza. Allí las anécdotas personales eran toques de color, digamos. Este último es, además, un repaso del momento en que yo, o cualquiera, de joven, cree en las utopías y tiene una mirada más romántica sobre la política y la vida en general, y cómo el paso del tiempo va afectando eso.
– En una entrevista que te hice hace unos años me dijiste que te gustaba abordar la Historia como un cuerpo geométrico de varias caras, algo que -me parece- se podría aplicar también a La chica del sur.
– La verdad es que no me acordaba de eso, me alegra escucharlo… Creo que tiene que ver con una ideología o filosofía, como quieras llamarlo, que conservo. Acá pasa un poco lo mismo, porque si bien Corea es el paisaje de fondo de la película, es también un espacio muy simbólico y pardigmático de una sociedad absolutamente radicalizada y polarizada, en blanco o negro. Ocuparme de la proeza de este personaje es tratar de hacer equilibrio sobre una delgada línea gris, y tratar de ensanchar este gris, para que la sociedad no esté tan radicalizada. En este sentido, la posibilidad de haber ido a Corea del Norte y Corea del Sur y haber estado con Lim Sumkyung me dio la posibilidad de tener distintos puntos de vista. No comprar la primera versión acerca de qué es el bien o el mal, sino tratar de entender de dónde viene cada cosa y cuál es el conflicto.
– La película parece demostrar que siempre se puede llegar a un encuentro, incluso entre personas de culturas o ideas muy distintas.
– Absolutamente. Eso es un trasfondo que a mí me alegró que también surgiera en la película, porque obviamente no estaba guionado. Me alegró que hubiera un entendimiento entre nosotros, después de la experiencia muy conflictiva de tratar de hacer una primera entrevista que refleja, de alguna manera, el conflicto que tienen ellos para comunicarse. Uno tiene que hacer el esfuerzo de tratar de entender. Eso vale también para nuestra sociedad contemporánea argentina y para cualquier sociedad que va en tren de polarizarse. Es necesario dialogar y construir. Se pueden discutir matices, pero hay cosas que hay que construir en común.
La chica del sur ganó el Premio del Público en el último BAFICI ¿Cómo ha sido la experiencia con los espectadores?
– Yo me siento muy orgulloso que tanto Cándido López… como esta película hayan ganado el Premio del Público en el BAFICI. Si bien uno al principio testea con gente cercana, el contacto con el público es fundamental. Fue muy gratificante también lo que pasó en los festivales de afuera en los que estuvo. El personaje tiene algo de heroína romántica política que lo hace muy universal. A mí me conmovió mucho hacerla y creo que es lo que percibe la gente.

Por Fernando Varea

Trailer de La chica del sur aquí

Anuncios

2 pensamientos en “José Luis García: “Lo importante es dejar que las cosas fluyan”

  1. Hola, Fernando.

    Vi el documental y me gustó mucho, pero después un amigo me dijo una observación interesante. Despues de todo el esfuerzo que hace el director para meterse en ese personaje (la chica) mientras lo contruye como mito cuando logra la entrevista con naturalidad al final la corta y no nos muestra. O sea, aunque el proceso muestre un lado humano de ella, y no hay duda de eso, lo que construye de mito al rededor de esa mujer – que de hecho es un mito en su país – es mucho más fuerte. Y cuando podríamos al final ver el lado más humano, lo que ella tendría a decir de todo eso, no nos muestra. Aparte la decepción en quien acompaña la búsqueda junto al director y no ve su resultado, él deja su personaje de algún modo en el mismo lugar donde siempre estubo. Ella sigue un misterio, lo que aparentemente está bueno, pero al mismo tiempo esta elección impide que se convierta en algo más allá de la “santa” (mira que la peli termina con una oración), impide que la veamos como una persona de hecho.
    Despues de eso, me quedé pensando si el tiene la entrevista completa. Y, si la tiene, porque no la puso en el documental?

    Abrazo!

  2. Tendría que rever la película Álvaro, para descubrir y analizar lo que comentás. Respecto a lo último que decís, supongo que García habrá tenido razones para mostrar sólo los segmentos que consideró necesarios. Creo que la búsqueda y las dificultades para entenderse (hasta finalmente conseguirlo) son más importantes en la película que lo que Lim Sumkyung -la chica- podría declarar en una entrevista.
    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s