Ezequiel Acuña: “Me gusta que mi cine genere emoción”

Cuatro años atrás ya habíamos entrevistado a Ezequiel Acuña (1976, Buenos Aires) en una edición del BAFICI (charla que puede leerse aquí). El 29º Festival Internacional de Cine de Mar del Plata nos permitió reencontrarnos con él a propósito de su nuevo film, La vida de alguien, que formó parte de la Competencia Internacional. Considerado por muchos como un paso adelante en la filmografía del director, es un film placentero por su sensibilidad y encanto, con música de La Foca y la aparición de algunos actores/amigos de Acuña como el notable Santiago Pedrero, Matías Castelli, Martín Piroyansky o Ignacio Rogers, más la incorporación luminosa de Ailín Salas.
– Me llamó la atención en La vida de alguien la ausencia de personajes adultos. Tus películas siguen pareciendo una especie de limbo de música y amigos, fuera del control de los adultos.
– No sé si lo habíamos hablado aquella vez: creo que en mis primeras películas ya estaba planteada la presencia de los padres, los profesores y las instituciones, entonces dejarlos solos, ahora, es una manera no sé si de crecer, pero sí de seguirlos a ellos. Hay personajes adultos que podrían aparecer pero están fuera de campo, como el tipo del sello mexicano. Tampoco intervienen familares, es cierto: la chica piensa viajar y no aparecen los padres, por ejemplo. Pero no tengo ningún problema con los actores grandes…
– No lo decía por eso, sino porque parece un mundo protegido de los adultos. Tampoco hay mucha preocupación por el dinero o el trabajo, los personajes quieren tocar y grabar el disco pero sin pensar en hacer una carrera.
– Lo que pasa es que mi vida fue medio así, cuando te dan mucho te despreocupás de ciertas cosas. Y los míos son personajes idealistas, románticos, incluso atemporales. Hace poquito hice un video de Moris y conversar con él fue como charlar con algo perdido, alguien que te habla de un bolero, o de cuando tenía un boliche en Gesell, en una época que a uno le hubiera encantado vivir. Más allá de que Moris tuvo su familia de cierto dinero para haber probado esas aventuras de músico hippie, había una libertad ahí. Los de La vida de alguien son personajes de los ’90 que se hubieran llevado bien con los de generaciones pasadas.
– La amistad y los recuerdos parecen importarte mucho.
– Sí, yo no conservo tantos amigos de la infancia pero hay lugares, momentos. Algunas cosas que quedaron afuera eran de mi colegio, imágenes que por ahí aparecen como una revolución de recuerdos insoportable. Yo vivía a la vuelta del colegio, de mi balcón se veía el patio, entonces tengo que filmar ahí, no puedo hacerlo en el Champagnat… Hay algo de la infancia que me sigue pegando. No quiero que eso se pierda. Como cuando uno venía de vacaciones acá a Mar del Plata: es inevitable caminar y que te vengan veinte mil quinientos recuerdos con mi viejo, o de uno de mis últimos veranos con amigos del secundario alquilando una casa acá un mes. En La vida de alguien el personaje que está desaparecido es como un fantasma que está dando vueltas y, a la vez, controlando todo desde algún lado, como algo místico, por decírtelo de alguna manera.
– Es interesante el personaje femenino: empieza como la chica que parece meterse en un mundo que no le pertenece, tal vez arruinando algunas cosas, pero después cambia.
– Yo creo que el personaje de Santi (Pedrero) se aferra un poco a ella (Ailín Salas) porque tiene la facilidad que tenía su amigo. Es la chica que cantando un poquito ya tiene oído para cantar, la persona que tiene facilidad. Hasta que se produce esa empatía o química entre los dos. Es como cuando encontrás un amigo con el que vas de la mano en esa parte creativa. A él le gusta pero está el fantasma del otro personaje. Ella sí se enamora de él, del chico grande. Más cuando descubre el pequeño tesoro de las antiguas canciones del grupo.
– Pensaba que ciertas películas o programas de TV se detendrían en situaciones que vos pasás por alto o que, cuando aparecen, las mostrás distraídamente, como ese final en la playa. Se diría que te interesan menos esos “momentos importantes” que los climas y las dudas de los personajes.
– Sí, sí. Hay imágenes que tienen y no tienen que ver con lo que les pasa, como las de los dos amigos con los rifles. Y te digo de verdad: por qué están, no lo sé… Santi tiene unos rifles de aire comprimido para espantar a unas palomas del techo de su casa de Ituzaingó, entonces es la imagen mía, de haber ido alguna vez a comer un asado a su casa. En algún momento estuvimos juntos con eso.
– ¿Cómo trabajás para lograr esa melancolía, ese estado emocional permanente?
– El otro día lo hablaba con el fotógrafo, que todo lo relativo a lo formal del cine y al tono del guión siguen siendo para mí un aprendizaje y una gramática a mejorar. Pero hay emociones que son inevitables. A vos te debe pasar, características que transmitís al momento de hacer una nota, escribir un poema o cualquier otra cosa. Hay algo tuyo que traspasa eso. A mí me pega la emoción. Viste que por ahí uno está viendo una película y de repente aparece una canción que te remite a tal momento… Me gusta que lo mío genere algo en los demás, sin llevar al espectador a llorar en el cine, tipo Cinema Paradiso.
– La serenidad con la que hablás de tus películas o con la que encarás la producción o tu participación en un festival importante como éste, me llevan a preguntarte ¿por qué hacés cine?
– El cine te permite transmitir la emoción que en la vida no podés expresarle a una persona, a una chica, a un amigo. Como regalar una canción. Me gusta generar algo, ser generoso con cosas que para uno tuvieron valor en algún momento.

Por Fernando G. Varea

Trailer de La vida de alguien aquí

Anuncios

Un pensamiento en “Ezequiel Acuña: “Me gusta que mi cine genere emoción”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s