Tres preguntas a Narcisa Hirsch

Una de las satisfacciones que deparan festivales cinematográficos como el de Mar del Plata es brindar oportunidades de encuentro con gente como Narcisa Hirsch (1928, Berlín, Alemania), la mítica artista y cineasta experimental que, a partir del afectuoso documental que le dedicó la marplatense Daniela Muttis, estuvo por allí, apoyando con su presencia el proyecto y dispuesta a dialogar con el público. Narcisa se llama la película que recorre con limpidez momentos de su vida y de su trabajo. Su guionista y directora estudió cine en la UBA, trabajó varios años con Hirsch y comparte su admiración por ella sin invadir el film con su presencia o su voz en off. “Soy un voyeur -declaró a Espacio Cine-, quería esa distancia, sin que aparecieran, por ejemplo, nuestros desayunos que se transformaban en una especie de guión de trabajo. Preferí mirar su obra y su pensamiento dentro de lo que pude, ya que es mucho el material que tengo. Yo soy sólo un vínculo en la relación con su obra. Mi idea fue coser la historia, contar la cotidaneidad.” Uno de los aciertos de Narcisa (que participó en la Competencia Argentina) es mostrar a la innovadora y legendaria artista trabajando, creando, y de hecho así termina la apasionante travesía que propone.
Al finalizar una de las proyecciones para la prensa pudimos darnos el gusto de formularle unas preguntas a la propia Hirsch.
– ¿Cómo se hace para vivir y crear con tanta libertad?
– No creo que yo lo haya sentido así. En el primer momento yo tenía muchas cosas que me limitaban, por ejemplo la familia y una vida paralela mucho más burguesa. Tal vez hoy en día se tome de manera más liviana todo eso, pero no en aquél entonces. Sí es cierto que me sentí libre porque no tenía nadie que me pidiera nada, ya que no estaba integrada a la profesión ni debía ganarme la vida vendiendo películas. No necesitábamos dinero, no era como en el cine comercial, en el que tenías que hacer una cantidad de acrobacias. Era Super 8, accesible a todo el mundo. Se revelaba en Argentina, se hacía todo manualmente en tu casa, así que no costaba nada hacer una película. Ese anonimato lo viví con libertad muy grande. Yo podía hacer lo que tenía ganas, sin dar cuentas a nadie y eso fue muy lindo.
– ¿Cómo se hace para abordar el cine al margen del mundo del trabajo y sin tener en cuenta la búsqueda de éxito?
– En realidad, el arte es algo tan misterioso, con una energía que proviene de un lado tan desconocido… Que alguien que viene, por ejemplo, de la jungla del Paraguay, se ponga a hacer lo que necesita hacer, es tan insondable que no tengo muchas respuestas. Es siempre lo mismo: el arte está. Hoy día hay muchos medios y dinero puestos en el arte, entonces se ve arte muy malo y muy costoso. Se venden cosas de Damien Hirst por diez millones de libras esterlinas que son muy delirantes ¿no?… Pero el arte está y quien necesita hacerlo lo va hacer contra viento y marea. Cuando el arte es verdadero es político, no en el sentido de tomar partido por un partido, sino porque es un manifiesto, algo proveniente de un lugar mucho más despejado. El arte verdadero no tiene una explicación. Es gratuito, es porque sí.
– ¿A qué se refiere cuando, en un momento del documental, usted hace referencia al “mal llamado cine comercial”?
– Es que en los ’70 fue muy atacado por los que venían del underground, sobre todo en EEUU. Consienten el gusto de las masas, decían, y por lo tanto nosotros somos más puros. Estaba esa cuestión de enfrentamiento. Yo creo que también en el arte comercial se hacen cosas muy buenas. Menos, porque las cosas buenas siempre son menos. Pero se hacen cosas muy buenas en el cine comercial y cosas muy malas en el cine experimental. Dentro de lo que llamaríamos cine comercial, a mí me gusta mucho el austríaco Michael Haneke, por ejemplo, como su película Amour. Me parece un director muy inteligente que no hace concesiones en lo suyo, y sin embargo hace películas muy comerciales.

Por Fernando Varea

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s