Preguntas en torno a nuestras pantallas públicas(III)

Tras nuestra consulta a los programadores de espacios públicos locales que exhiben material audiovisual (los cines El Cairo y Arteón, los centros culturales Fontanarrosa y Lumiere y el canal 5RTV), nos pareció oportuno recabar la opinión de gente del medio, algunos con la experiencia de haber integrado con sus producciones la programación de los mismos. Los propósitos no son otros que aclarar dudas y exponer necesidades en torno a su funcionamiento, incentivando el intercambio y la discusión, esenciales para el ejercicio de la democracia. Algunas de las inquietudes ya podían advertirse en las preguntas planteadas a los programadores, a las que podrían sumarse otras (como la manera salteada u ocasional con la que se exhiben las películas, o el hecho de que algunos rosarinos conocedores y apasionados por el cine sean mantenidos al margen de las actividades que allí se organizan). Reunir opiniones de gente del medio audiovisual creemos que suma puntos de vista y puede servir para mejorar lo bueno que ya tenemos. Cabe aclarar que sólo siete de las 28 personas consultadas enviaron sus apreciaciones sobre el tema; del resto, unos pocos se excusaron por no poder participar, por falta de tiempo o por motivos personales.
DIEGO FIDALGO
Realizador (Hombres de ideas avanzadas, El origen del pudor, Fotosíntesis), productor (Oxímoron)
Creo que en el caso de 5RTV hay una crisis de identidad. No saben a qué público quieren llegar con sus propuestas y quienes diseñan y programan tienen un gran desconocimiento de lo que es el medio audiovisual en la región santafesina, más allá de que haya algunos intentos aislados de remediar esa situación, con (por ejemplo) 7 Latidos o algún programa que están empezando a producir sobre archivos documentales, que ayudan a poner en contexto y visibilizar la producción regional de cine de ficción y documental, y nuevos formatos multimedias. Pero ese no es el caso, lo que es importante es poder tener espacios donde pasar nuestros trabajos, no digeridos dentro de otros programas de TV sino como obras completas, que interpelan y ayudan en el desarrollo de nuestra identidad regional. Veo en la grilla mucha programación tomada del BACUA, producciones porteñas, documentales de otros países y una serie de programas que hacen acordar a la televisión de cable de los ’80. Veo poca innovación y en, el mismo movimiento, poca memoria. Creo que el canal no debería despreciar la reciente producción de documentales y ficciones (producidos con fondos del mismo Estado que lo financia), ni hablar de los programas producidos por Señal Santa Fe, tildados de aburridos. Por último, lo más importante aún no dicho sobre el contenido del canal es que no están claros los procesos por los cuales los programas se producen. No escuché jamás de una licitación o concurso para realizar contenido para la señal, cosa que se propuso de entrada, por ejemplo, canal Encuentro.
LUCRECIA MASTRÁNGELO
Realizadora, guionista (Nosotros detrás del muro, Sexo, dignidad y muerte)
Si bien tenemos que celebrar cierta apertura a nuevos canales de exhibición sobre los materiales que hacemos los realizadores locales, creo que sigue siendo una gran deuda pendiente la verdadera promoción y difusión de los mismos en tiempo y forma, de acuerdo a las particularidades de cada proyecto. Personalmente, nunca he sido convocada por El Cairo ni por Arteón para proyectar mis documentales, salvo en el momento de su estreno (años 2010 y 2013 en El Cairo, después de una tenaz persistencia en el pedido de sala). Sabemos que la exhibición sigue siendo una tarea más del realizador, pero resulta incomprensible que además del enorme trabajo que significa producir películas en Rosario (muchas veces con escaso financiamiento, sin descuidar la calidad técnica y estética, queriendo hacer cine contra viento y marea) seamos nosotros también los que vayamos a golpear las puertas de las salas y/o canales locales, cuando debería ser prioridad la búsqueda de materiales federales, indagando sobre la producción existente y sus realizadores, antes de dar espacio a otras producciones. Hace pocos días me solicitaron la serie documental que realicé en 2013 con un premio del INCAA Nosotros detrás del muro (4 capitulos para TV) para un nuevo espacio de R5TV llamado Archivo Documentalque comenzó a emitirse los lunes a las 23 hs. Amablemente cedí el material (no hay ningún pago en dinero por la emisión de la serie) y la sorpresa fue que se emitió el primer capítulo pero no me pueden confirmar cuándo saldrán los otros tres, porque (respuesta textual del coordinador artístico Juan Carlos Cheroni) “Lamento no poder emitir todos los capítulos de manera correlativa, pero tenemos que ordenar el material de manera de ir emitiendo diferentes cosas para lograr variedad, dando lugar a diversos realizadores, tratando de que nadie quede excluido ni se sienta postergado ni piense que hay otros que tienen prioridad. Tenemos mucho respeto por todos y tratamos de que no haya que cortar ni alterar ninguna pieza, lo que no es fácil cuando se tiene la premisa de armar un programa de 48 min con piezas de muy disímiles duraciones.” Por eso salió un primer capítulo de 26 min, después siguió otro material de 22 min y este lunes habrá otra mixtura de documentales que encajen como piezas de rompecabezas. ¿Cuál es entonces el criterio narrativo cuando despedazan así un material de 4 capítulos? ¿Quién o quiénes y con qué capacidad en el oficio de narrar hacen esta mezcolanza de programación? Esto va en desmedro no sólo del material sino del televidente, que si se enganchó con el primer capítulo… vaya uno a saber cuando podrá ver el otro. Sin la menor intención de opacar la emisión y el merecido espacio a otros colegas, lo que estoy diciendo es: si no tienen criterio, pasen música.
GUSTAVO POSTIGLIONE
Realizador, guionista, director de cine y teatro (El asadito, Brisas heladas), productor (2779 Home Movies)
Creo que la difusión del cine que se exhibe en las pantallas que podríamos llamar alternativas está conformado por películas que no son de fácil acceso o de acceso restringido en comparación con el que se estrena semanalmente en las cadenas comerciales. Pero son pequeños incentivos, que por ahora solo satisfacen la necesidad de exhibir esos materiales por parte tanto de los programadores como de los directores-productores que ven en esa pantalla una salida a sus laburos. En el caso de las producciones santafesinas, entiendo que para que ese tipo de difusión sea una alternativa real debería dársele prioridad y continuidad, ya que una o dos proyecciones solo sirven para mostrarle la película a los amigos o colaboradores. Lo que hace falta es una continuidad en ese tipo de difusión y esto lo digo en lo que atañe a lo que podríamos llamar los espacios públicos, que aparte de ser difusores muchas veces también participan de la producción. Creo que se debería cuidar a nuestras películas desde el mismo Estado, más aún cuando éste a nivel nacional está cada vez más ausente. En Santa Fe deberíamos tener un refugio para nuestras producciones que no sean solamante proyecciones eventuales, sino crear una línea de distribución en acuerdo con los productores para que el cine de la provincia rompa el cerco del público iniciado.
FEDERICO ACTIS
Realizador (Los teleféricos, La arquitectura del crimen), productor (Pez Cine)
Me parece indispensable que las producciones locales adquieran en las salas mencionadas un mayor número de repeticiones y no solo una función de estreno, o como sucede en el mejor de los casos, un estreno y solo algunas funciones más. Necesitamos que los rosarinos se acerquen más al cine rosarino, y desde el lugar de la exhibición estoy convencido que eso se logra también con una oferta sostenida de horarios como lo hace cualquier sala comercial. Más horarios y más días en cartel es una necesidad de los productores y realizadores.
MARÍA LANGHI
Realizadora (Seguir remando, Ni una menos en Santa Fe), productora
El Canal Público 5RTV tiene por constitución un Consejo Asesor que debe estar compuesto por organismos representantes del sector audiovisual y de la sociedad en su conjunto, como las universidades, las escuelas de cine, las distintas ONG, la Cámara de Productores Audiovisuales de Rosario, las Mujeres Audiovisuales de Rosario, etc; agentes públicos que pueden asegurar una programación con pluralidad de voces. A lo largo de los 3 años que lleva funcionando esto nunca sucedió, porque según lo que nos transmitieron sus representantes nunca se terminó de conformar su Directorio para que pudiera existir dicho Consejo Asesor, como lo dicta (repito) su Acta de Constitución. A mí entender, un canal público debe discutir su línea de programación con estas organizaciones y hacer llamados a Licitación Pública para sus contenidos, basados en un Manual de Estilo y un Presupuesto Estimado para sus realizaciones, para que todes puedan acceder a él como plataforma de producción y divulgación. Como quedó claro en la reunión solicitada a través del Diputado Carlos Del Frade hace 2 años, entre el presidente de su directorio el Sr. Canabal y la Cámara de Productores Audiovisuales de Rosario (CEPIAR) todo esto está lejos de existir, y pareciera que los contenidos que se producen y se exhiben fueran elegidos a gusto y piacere de un Directorio, que por otra parte ya fue cuestionado por estar conformado por siete hombres y ninguna mujer. El año pasado el grupo Mujeres Audiovisuales de Rosario presentó una carta en la Legislatura Provincial (que curiosamente fue extraviada y tuvo que ser rehecha) cuando se realizó la renovación de las autoridades del canal. Lamentablemente el Directorio fue renovado con la misma desigualdad de género, a pesar de tener el respaldo del proyecto de ley de la Diputada Silvia Augsburger, que garantiza la paridad de las mujeres en el ámbito audiovisual. Por otro lado, cuando se habla de incluir material producido en la Provincia, habría que aclarar si dichos contenidos son aireados gratuitamente o cuál es el canon de exhibición que se ofrece. La mayoría de las veces estas exhibiciones se hacen sin ninguna contraprestación para les productores que exhiben su material, lo que nos deja en un lugar más que vulnerable a la hora de seguir produciendo. Si se habla de declarar Industria a la Producción Audiovisual en nuestra Provincia, no debería permitirse dicha manera de trabajar. Se debe tener presente que nuestros contenidos son nuestra fuente de ingresos y lo que hace girar la rueda para que podamos seguir produciendo. Esto también es una falencia, no sólo del canal público sino también de las salas que se mencionan en la nota realizada. Pareciera que filmar es una cuestión meramente artística por la cual no hace falta una retribución económica, cuando todes los que estamos en este medio sabemos que producir contenidos audiovisuales es una de las tareas económicamente más difíciles de afrontar. Con respecto a El Cairo, creo que también debería tener un Consejo Asesor de contenidos y, por lo pronto, servir como plataforma de exhibición para les productores locales. La exhibición en sala es uno de los cuellos de botella más difíciles de superar por les productores cinematográficos de nuestro país y ni qué hablar para les locales. Según las reglamentaciones del INCAA una película debe tener una exhibición de siete días consecutivos en sala para ser considerada de estreno comercial; esto hace que puedan ser tenidas en cuenta a la hora de presentar nuevos proyectos al INCAA y acceder a las diferentes líneas de financiamiento que tiene ese organismo. Jamás hemos podido lograr eso en El Cairo, porque no está abierto siete días a la semana y porque, aún teniendo películas premiadas y bien recibidas por el público, jamás se nos ha dado la oportunidad de ir por una media de taquilla, es decir: si va gente se queda, sino se baja. No conozco en detalle el funcionamiento de las demás salas que se mencionan en la nota, pero me parece que es mucho lo que falta hacer en materia de exhibición en nuestras pantallas, y sería bueno que desde el Estado (Provincial y Municipal) se generaran políticas de diálogo con todos los agentes del sector para poder mejorarlo. Lo primero que se debería lograr es la sinceridad de los interlocutores, como es el caso de la representante del Cine Lumiere, que habla de los déficits con los que se enfrenta diariamente para poder llevar adelante al buen funcionamiento de esa sala. Rescato profundamente las respuestas de Sol Dorigo, porque no se para en la defensa a ultranza de cosas que todes les que estamos en este medio sabemos que deberían ser mejoradas. Espero que este espacio sirva para profundizar la discusión, entre el buen funcionamiento de estos espacios del Estado y les realizadores y productores locales, porque en definitiva lo que todes queremos es que haya más producción audiovisual local, de mejor calidad y con pluralidad de voces en sus contenidos.
MARIO PIAZZA
Realizador, director de La Escuela de la Srta Olga, Madres con ruedas y Acha Acha Cucaracha
Valiosa por necesaria tu iniciativa, Fernando, de realizar esta encuesta sobre las pantallas públicas de la provincia. Rescato como especialmente representativa en este sentido tu frase Son espacios a cuidar, lo que implica conocerlos mejor. Cuando el programador de un espacio comercial dice programar de acuerdo al gusto del público, lo que ciertamente está haciendo es sumarse a la propaganda de los más poderosos y contribuir a consolidar un estado de cosas establecido. Las pantallas públicas son (han de serlo) lugares de resistencia cultural. Donde pueda participarse del cine que importa cultural e ideológicamente, y no necesariamente comercialmente. Sus programadores debieran tener bien en claro esta condición, estar seguros de una misión a cumplir en este sentido, en una sociedad que librada a las leyes del capital caminaría hacia siniestros destinos. Como integrante de la comunidad de realizadores audiovisuales santafesinos tengo muy determinados intereses en la forma de programar que tengan las pantallas públicas de la provincia; pero también los tengo como espectador. Debiera ser interés de la población en general el de poder apreciar especialmente las producciones del propio lugar. En todo caso, los programadores no habrían de actuar con una certeza en contrario y sí fomentar e incentivar entre el público la apreciación de los trabajos que hablan de los aconteceres y sentires del propio lugar y de las propias gentes. En este sentido tiene también mucha importancia la difusión, la posibilidad de dar a conocer cada producción audiovisual a través de los medios de comunicación. Lo cual implica incorporar a estos otros actores en la cuestión, sin que pueda el exhibidor desatenderla.
DAVID PIRE
Realizador, director de Delinquido, programador de la muestra Conecta
Valoro todas estas pantallas y es importante destacar que existen por políticas de Estado municipales y provinciales, que se han dado en las gestiones del Frente Progresista Cívico y Social. Lejos de adherir al partido, creo oportuno reconocer algunos valores en lo que respecta a sus gestiones culturales. Con respecto al Espacio Incaa en Arteón, corresponde a la gestión, un poco federal, del INCAA durante los gobiernos del Frente para la Victoria. Entidad ahora venida a menos, por las garras de Cambiemos, donde se subejecuta el presupuesto. Esto significa tener dinero que (por ley) se tiene que gastar en el fomento del cine nacional y que con el mismo no se hace nada, algo que tiene fines oscuros para el pueblo; no dichos, pero sospechados. Arteón está muy lejos de otros espacios INCAA del país. Creo que su principal problema como Espacio INCAA se debe a los pocos y malos días de proyección. No creo que desde el INCAA hayan dicho Preferimos los días martes y jueves. Y no está demás recordar la lamentable censura a la película Pibe Chorro. El Cairo me encanta, sobre todo por su programación; sin embargo, al cumplirse este propósito de incluir a públicos diversos, a veces pasan semanas sin que encuentre alguna película que me interese. Respecto al convenio con la EPCTV, lo veo como una mejora, ya que para estos estudiantes la entrada debería ser gratuita: ambiciono que la ciudad crezca en calidad y cantidad de producciones audiovisuales y, para ello, el Estado debe propiciar y facilitar con la gratuidad todo espacio de aprendizaje posible para su estudiantado. De las otras pantallas no tengo mucho conocimiento así que me abstengo de opinar sobre las respuestas de sus exhibidorxs. PD: Gracias por tu trabajo.

Por Fernando G. Varea

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s