Los unos y los otros

PARASITE
(Gisaengchung/기생충, 2019; dir. Bong Joon-ho)

Aunque cuando el film comienza no se sospechan las derivaciones que tendrá la trama, ya aparecen delineadas varias coordenadas. A través de esa familia que vive en un sucucho bastante revuelto, aceptando módicos trabajos para sobrevivir y recibiendo imprevistamente los efectos de una fumigación destinada a insectos de la ciudad (mientras intenta aprovechar el wi-fi del vecino), se revela como eje de la película la humillación a la que conduce la desigualdad social y económica, no únicamente en Corea.
Como en anteriores películas de Joon-ho (Mother, The Host), hay un punto de partida realista que va desviándose hacia algo más lúdico y excesivo, logrando en este caso algo parecido a una fábula negra o una sátira endiabladamente divertida, con la violencia y el suspenso combinándose con un disfrutable sentido del humor. El realizador coreano no es Buñuel, desde ya: en su cine la visión mordaz sobre la sociedad se confunde con los códigos de la cultura popular de estos tiempos (el comic, el cine gore, la estética de la publicidad), lo cual incluye su merodeo por distintos géneros. Parasite es muchas cosas a la vez, sin que eso atente contra su vivacidad y su precisión narrativa.
En principio, es una película sobre las diferencias de clase. La ropa, las comidas, los modales e incluso los olores marcan esa oposición, que no resulta burda porque los privilegiados, aunque viven en su limbo, no dejan de brindarles ciertos beneficios a sus empleados, quienes a su vez aprovechan cualquier oportunidad que se les presenta para sacar tajada (en este sentido, hay dos momentos en los que se dice mucho con pocas palabras: cuando la madre habla de la amabilidad de los ricos y cuando su hijo se admira por cómo lucen siempre, dudando poder integrarse a ese grupo social). Los mecanismos por los que las injusticias generadas o permitidas por el sistema capitalista pueden conducir al enfrentamiento de pobres contra pobres, mientras los miembros de la clase alta hacen la suya, se insinúan en Parasite sin expresiones admonitorias, mientras entretiene con sus sobresaltos.
Es también un film sobre el engaño, casi un juego de máscaras con personajes que mienten, falsifican documentos y representan roles cambiantes sin que eso afecte demasiado sus rutinas. Sobre la arquitectura, con Joon-ho llevando de las narices al espectador por las calles, los túneles y los diversos ámbitos que conforman una gran ciudad (confrontando, en un momento, la moderada preocupación que provoca una tormenta en la vida de una familia adinerada con los catastróficos efectos que produce en los habitantes de un barrio). Sobre la modernidad, con teléfonos celulares, computadoras y visores asimilados a la vida cotidiana. Sobre la familia, núcleo de contención y alienación, al mismo tiempo. Y, finalmente, sobre la mirada: son muchos los momentos en los que se mira con atención un dibujo, una piedra, un lugar o una persona tratando de controlar, de entender o de aprender, entre la desconfianza y la curiosidad.
Los desplazamientos de cámara, el trabajo de edición, el uso de la música, las locaciones sagazmente elegidas o diseñadas: todo resulta funcional en esta provocadora montaña rusa. Si hubiera que destacar un ejemplo de solidez, bastaría recordar la ajustada coreografía de movimientos tras el inesperado llamado de la dueña de casa anunciando con displicencia su regreso.
Es notable cómo –a diferencia de lo que suele verse en el cine argentino– la desigualdad se expresa sin personajes fascinados con el robo o el dinero, mientras el guión, escrito por el propio Joon-ho junto a Jin Won Han, adopta sin complejos la visión de la familia de clase media-baja, siguiendo especialmente al joven y bienintencionado Ki-woo (Woo-sik Choi, visto anteriormente en Invasión Zombie).
Como es de esperar, la tensión implosiona en determinado momento: a quien cuestione el desenlace de esa secuencia habría que recomendarle ver o rever La ceremonia (1995, Claude Chabrol); en todo caso, puede objetarse que el estallido no se plasme (en términos plásticos y dramáticos) de manera más original. Si en ese último tramo Parasite se trivializa un poco, resulta más que oportuno su cierre, donde no asoma un propósito neciamente conciliador ni una descarga vengativa, sino la ilusión, el deseo o la necesidad de creer que, sólo con buena voluntad, es posible ascender en la pirámide social.

Por Fernando G. Varea

https://www.parasite-movie.com/home/

Las buenas intenciones como escudo

EL ROBO DEL SIGLO
(2010; dir. Ariel Winograd)

Como los personajes de su película, los autores de El robo del siglo también procuraron satisfacer sus intereses y obtener dinero sin dañar a nadie: tanto la historia en la que se basa como la ficción creada a partir de la misma parecen ganadas por las buenas intenciones.
El robo a un banco en Acassuso catorce años atrás no debe haber sido el único caso en la historia en que delincuentes lograron salirse con la suya desorientando a las fuerzas de seguridad y sin provocar demasiados perjuicios, pero es el más cercano y resultó ideal para esbozar esta historia policial con ribetes amables. Coproducida por MarVista Entertainment, AZ Films y Telefé (que asegura una exuberante promoción), y dirigida por Ariel Winograd (Cara de queso, Vino para robar, Mamá se fue de viaje y otras), El robo del siglo es un pasatiempo sencillo, técnicamente pulido y correctamente interpretado por un elenco mayormente masculino. Pueden advertirse algunas decisiones formales antojadizas y canciones que no siempre encajan a la perfección, e incluso una estética cercana al universo televisivo, pero el film divierte, con flashbacks bien encastrados y un cierre ligeramente creativo. Hasta Guillermo Francella (como el líder de la banda) y Luis Luque (como negociador del Grupo Halcón) aparecen contenidos.
No es poca cosa que –a diferencia de lo que suelen prodigar las producciones de Cohn/Duprat– no haya cinismo ni crueldad. El robo es abordado como una aventura en medio de contradicciones morales, sin que falten alusiones a Robin Hood o a una famosa frase de Bertolt Bretch, y aunque se cuele cierta dosis de misoginia, las referencias a la Secretaría de Derechos Humanos como espacio donde poder quejarse por un supuesto maltrato policial (de alguna manera, señal del período de gobierno en el que transcurre la acción) o a políticos como parte de alguna leyenda urbana (chivos expiatorios antes que culpables de todos los males) se agradecen dentro de lo confuso, o abiertamente reaccionario, que suele ser nuestro cine mainstream.
El robo del siglo deja, de todos modos, y a pesar de sus méritos, un par de inquietudes. Por un lado: ¿por qué será que el cine argentino de ficción más exitoso destinado al público adulto, en los últimos años, es tan poco adulto? La caracterización de los personajes, por ejemplo: el de Diego Peretti en este film tiene su encanto, pero no hacía falta convertir su hippón solitario capaz de mirar con interés las estrellas casi en una caricatura, de la misma manera que podían emplearse tópicos del western sin que la música, ocasionalmente, remarcara esa intención. En algún punto, el film de Winograd tiene más del cine de los superagentes que de los policiales de Aristarain; de hecho, al final se expone graciosamente qué ha sido de la vida de cada personaje tal como solían hacerlo aquellas películas que en los ’70 entretenían al público preadolescente, con el Mario de Francella como un equivalente del Mojarrita que interpretaba Julio de Grazia. Asimismo, como en La odisea de los giles (2019, Sebastián Borensztein), no sólo se reprime cualquier atisbo de complejidad, sino que todo conduce a que el final sea, sí o sí, optimista. Un aniñamiento cuyo opuesto no serían producciones más truculentas, como algunas recientes de Pablo Trapero o Luis Ortega, sino, en todo caso, otras como Un oso rojo (2003, Adrián Caetano) y El aura (2005, Fabián Bielinsky).
Y a propósito del film de Borensztein, la otra pregunta sería: ¿por qué nuestro cine de ficción únicamente se interesa por los hechos históricos recientes vinculados a robos y estafas?

Por Fernando G. Varea

Una infancia posible durante el nazismo

JOJO RABBIT
(2019; dir: Taika Waititi)

(Por GONZALO VILLALBA)
La sobreabundante cantidad de películas alusivas a la segunda Guerra Mundial convierte en una empresa ardua el intento de originalidad sobre la temática. En efecto, el mainstream norteamericano ha llevado, una y otra vez, ese conflicto bélico a las pantallas por la facilidad argumental para el planteo maniqueísta que permite (auto)reconocer el Bien en la propia patria frente al Mal ostensible en el Holocausto nazi. Ese planteo funcional con el ethos de libertad y democracia que difunde mayoritariamente la producción made in Hollywood, no sólo resultó beneficioso para la propia industria –tal como lo demuestra la cifra copiosa de películas– sino, también, trascendió fronteras con la realización italiana La vida es bella (1997). Si bien allí el heroísmo sacrificial castrense que explota predominantemente el cine norteamericano es dejado de lado –en tanto media el antecedente exitoso de hidalguía civil de La lista de Schindler (1993)– con el protagonismo del buenudo hasta el hartazgo de Guido (Roberto Benigni), quien decide altruistamente escamotear los vejámenes de un campo nazi a fin de evitar la percepción del horror a su joven hijo, no obstante La vida es bella mantiene incólume el dualismo maniqueo en el cual no hay posibilidad de emergencia del Bien en el Mal ni viceversa.
Ese es, precisamente, el esquema narrativo que elige dinamitar Jojo Rabbit. Resolución a partir de la cual su director obtiene toda la frescura y singularidad sobre el asunto remanido de la 2ª Guerra. Así, la voladura de las convenciones del mainstream ambiciona deformar (tal como el estallido de una granada desfigura, en el inicio de la película, el rostro del protagonista) las puestas en escena biempensantes sobre la guerra que organiza el planteo maniqueísta. De ahí la decisión de Waititi de revertir ese esquema situando la perspectiva narrativa en la otredad ominosa, vale decir, el Mal nazi personificado por el protagonista de la película Johannes Jojo Betzler (Roman Griffin Davis), un niño fervientemente admirador del Tercer Reich enlistado en las juventudes hitlerianas.
La mirada infantil –predilecta en el cine de Waititi desde Boy (2010)– permite suspender los juicios de valor del mundo adulto, de modo que no habrá, entonces, una representación aleccionadora y moralizante sobre el nazismo, tal como han montado reiteradamente anteriores películas referidas a la guerra. Entre paréntesis, la sanción al proyecto de Hitler aparece (para tranquilidad de la platea afecta a la corrección política) muy brevemente expresada en algunos diálogos mantenidos por los personajes adultos, ámbito periférico al mundo de la niñez que ordena el argumento de Jojo Rabbit. Por otro lado, tampoco Johannes es presentado como víctima de la propaganda fascista del Estado nazi (y, aquí, nuevamente el corrimiento del film de un planteo de buena conciencia), puesto que la concesión de voz narrativa a un niño impide –en función de conservar la verosimilitud– recurrir a criterios y razonamientos propios de la mentalidad adulta.
Los niños pueden ser crueles y virulentos (quien dude de ello puede leer los cuentos protagonizados por chicos que escribió Silvina Ocampo), pero no dejan de ser precisamente eso: niños. El mérito de Waititi está en narrar objetivamente, esto es, sin la subjetividad adulta, el descubrimiento del mundo –el cual es, en Jojo Rabbit, el mundo del Tercer Reich– desde los ojos de un niño de diez años. De allí el Hitler consejero imaginado por Johannes que irrumpe frecuentemente en el momento de la toma de decisiones, junto con la representación monstruosa de la víctima (la otra herejía de Waititi al relato moralizante de la guerra) cuando aparece en escena Elsa Korr (Thomasin McKenzie), la judía escondida por la madre del protagonista en la casa familiar que desatará el conflicto central.
Podés ser feliz acá…podemos crecer juntos es la cita con la cual Waititi abre Boy, pero también permite leer la apuesta de Jojo Rabbit consistente en narrar la percepción e imaginería infantil sobre el propio entorno. Fantasías que poco a poco son abandonadas en simultaneidad con el proceso de crecimiento (¿acaso convendría nombrarlo como maduración en el mundo desbordado de Waititi?), tal como deja entrever hacia el final el film.

http://www.foxsearchlight.com/jojorabbit/

Balance 2019: las mejores películas del año

Una vez más, Espacio Cine recurrió a especialistas (realizadores, productores, críticos, investigadores, programadores), de distintos puntos del país, para revisar qué hubo de valioso entre las producciones audiovisuales conocidas durante el año. No quisimos limitarnos a los estrenos comerciales en salas porque hubiera significado evaluar el cine de 2019 tomando únicamente como referencia el material que los exhibidores decidieron que veamos: también los largometrajes exhibidos en festivales o plataformas de streaming son parte de lo nuevo que los cinéfilos argentinos pudimos apreciar durante el año, tanto como cortos, videoclips, series y programas de TV (que propusimos mencionar aparte para que el lector pueda analizar la información de manera relativamente ordenada). De las listas y resultados generales pueden desprenderse diversas reflexiones, como el hecho de que el cine de calidad apareció muy ligado a directores largamente reconocidos (Scorsese, Almodóvar, Tarantino, Eastwood), o que las buenas ficciones argentinas se hicieron desear; de todas formas, las conclusiones pueden ser varias y (ojalá) provechosas. Cabe mencionar que varios convocados no respondieron a la invitación o se disculparon por no poder participar, a pesar de lo cual logramos reunir más de 60 opiniones de mujeres y hombres de distintas generaciones, cada uno/a con su formación y su mirada. Al final aparecen mencionadas las mejores películas según el autor/editor de Espacio Cine (que, recordemos de paso, está cumpliendo 11 años de existencia). Como siempre, todo comentario o sugerencia serán más que bienvenidos.

Cantidad de votos y películas correspondientes:
35: HABÍA UNA VEZ… EN HOLLYWOOD (Quentin Tarantino)
34: DOLOR Y GLORIA (Pedro Almodóvar)
31: EL IRLANDÉS (The Irishman, Martin Scorsese) y PARASITE (Bong Joon-Ho)
25: GUASÓN (Joker, Todd Phillips)
16: HISTORIA DE UN MATRIMONIO (Marriage Story, Noah Baumbach)
14: LA MULA (Clint Eastwood)
12: LAS FACULTADES (Eloísa Solaas) y SOMOS UNA FAMILIA (Manbiki kazoku, Hirokazu Kore-Eda)
10: HIGH LIFE (Claire Denis) y LA FAVORITA (Yorgos Lanthimos)
9: EL ÁRBOL DE PERAS SILVESTRE (Ahlat Agaci, Nuri Bilge Ceylan) y LA DEUDA (Gustavo Fontán)
8: DOGMAN (Mateo Garrone), ESA MUJER (Ash is Purest White, Jia Zhang-ke), MIDSOMMAR (Ari Aster) y VARDA POR AGNÈS (Agnès Varda/Didier Rouget)
7: MUERE MONSTRUO MUERE (Alejandro Fadel) y VITALINA VARELA (Pedro Costa)
6: BORDER: SENTÍ ALGO HERMOSO (Ari Abbasi), IL TRADITORE (Marco Bellocchio) y 1100 (Diego M.Castro)
Entre las películas argentinas, después del documental LAS FACULTADES (12 votos) y las ficciones LA DEUDA (9), MUERE MONSTRUO MUERE (7) y 1100 (6), siguieron BREVE HISTORIA DEL PLANETA VERDE, de Santiago Loza, LOS SONÁMBULOS, de Paula Hernández, MÉTODO LIVINGSTON, de Sofía Mora, y SUEÑO FLORIANÓPOLIS, de Ana Katz, con 5 votos c/u.
Entre las series, las más mencionadas fueron YEARS AND YEARS (5), CHERNOBYL (4) y la argentina MONZÓN (4).

EDUARDO A. RUSSO
Crítico, investigador, docente en FBA-UNLP, autor de Diccionario de cine y El cine clásico: itinerarios, variaciones y replanteos de una idea
El irlandés (M.Scorsese) – Había una vez… en Hollywood (Q.Tarantino) – La deuda (G.Fontán) – La mula (C.Eastwood) – Midsommar (A.Aster) – Nunca subí el Provincia (I.Agüero) – Parasite (B.Joon-Ho) – Somos una familia (H.Kore-eda) – Varda por Agnès (A.Varda/D.Rouget) – Vitalina Varela (P.Costa)
Mención especial:
Una serie:  Years and years (Russell T. Davies). Y un video musical: Anima (Paul Thomas Anderson)

PAULA HERNÁNDEZ
Realizadora, guionista, directora de Herencia, Un amor y Los sonámbulos
O que arde (O.Laxe) – Así habló el cambista (F.Veiroj) – Dolor y gloria (P.Almodóvar) –  Las buenas intenciones (A.García Blaya) – Parasite (B.Joon-ho) – Somos una familia (H.Kore-eda) – Esa mujer (J.Zhang Ke) – Chubut, libertad y tierra (C.Echeverría) –  Introduzione all’oscuro (G.Solnicki) – La guerra silenciosa (S.Brizé)

ALEJANDRA PORTELA
Investigadora, coautora de Un diccionario de films argentinos, directora del sitio Leedor
1. Había una vez… en Hollywood (Q.Tarantino) – 2. Dolor y gloria (P.Almodóvar) – 3. The Unicorn (I.Dupois/T.Geraghty) – 4. Historia de un matrimonio (N.Baumbach) – 5. Baldío (I.de Oliveira Cézar) – 6. A febre (Maya da Rin) – 7. Bixa Travesty (K.Goifman/C.Priscilla) – 8. Breve historia del planeta verde (S.Loza) – 9. Monos (A.Landes) – 10. La deuda (G.Fontán)

FERNANDO ENRIQUE JUAN LIMA
Abogado, crítico, ex vicepresidente del INCAA, conductor de La Autopista del Sur, derecho al cine (AM 750) 
Arábia (J.Dumans/A.Uchoa) – Badur hogar (R.Moscoso) –  Belmonte (F.Veiroj) – Breve historia del planeta verde (S.Loza) – Dolor y gloria (P.Almodóvar) – Encandilan luces (A.Gallo Bermúdez) –  Había una vez… en Hollywood (Q.Tarantino) – Esa mujer (J.Zhang-ke) –  Las buenas intenciones (A.García Blaya) – Muere monstruo muere (A.Fadel)
Mención especial:
La sala Leopoldo Lugones y su hermosa programación 2019, gran despedida (pero no tanto) del muy querido Luciano Monteagudo.

RAFAEL SPREGELBURD
Dramaturgo, escritor, actor en El hombre de al lado, Zama y Los adoptantes
Había una vez… en Hollywood (Q.Tarantino) – La favorita (Y.Lanthimos) – Los adoptantes (D.Gimelberg) – Los sonámbulos (P.Hernández) –  El vicepresidente, más allá del poder (A.McKay) – Toy Story 4 (J.Cooley) – Cementerio de animales (Widmyer/Kolsch) – Baldío (I.de Oliveira Cézar) – El día que resistía (Alessia Chiessa) – Escuela bomba (J.Mascaró)
Mención especial:
Years and years (serie)

OSCAR CUERVO
Periodista, ensayista, crítico en La Otra y Radio Gráfica 
Dolor y gloria (P.Almodóvar) – Había una vez… en Hollywood (Q.Tarantino) – Dogman (M.Garrone) – Rolling Thunder Revue: a Bob Dylan Story (M.Scorsese) – Lluvias de jaulas (C.González) – Bamboo dogs (K.de la Cruz) – Sueño Florianópolis (A.Katz) – El profes1on4l (M.Farina) –  Atenas (C.González) – Un rubio (M.Berger)
Mención especial:
Parsi (cortometraje de Eduardo Williams) – Cairo Affaire (cortometraje de Mauro Andrizzi)

FERNANDO KRICHMAR PORTO
Realizador, director de Seré millones y El futuro llegó, integrante de DOCA
Dolor y gloria (P.Almodóvar) –  La deuda (G.Fontán) – La mula (C.Eastwood) – Había una vez… en Hollywood (Q.Tarantino) – Encandilan luces (A.Gallo Bermúdez) – Entre gatos universalmente pardos (D.Finvarb/A.Borenstein) – Cartero (E.Serra) – El irlandés (M.Scorsese) – Bazán Frías: elogio del crimen (J.Mascaró/L.García) – Un cine en concreto (L.Ruciello)
Mencion especial:
Years and years y Sex education (series)

RUBÉN PLATANEO
Realizador,  guionista, director de Triple crimen, programador del Bafici Rosario. miembro del Colectivo de Cineastas
Parasite (B.Joon-Ho) – High Life (C.Denis) – Jamás llegarán a viejos (P.Jackson) – Krabi, 2562 (B.Rivers/A.Suwichakornpong) – La favorita (Y.Lanthimos) – Alpha, hard to kill (B.Mendoza) – Il traditore (M.Bellocchio) – Las facultades (E.Solaas) – Método Livingston (S.Mora) – Shakti (M.Rejtman) – 1100 (D.M.Castro)

PABLO SCHOLZ
Periodista, egresado de la ENERC, editor y crítico en Clarín
Delfín (G. Scheuer) – Dogman (M.Garrone) – Dolor y gloria (P.Almodovar) –  El árbol de peras silvestres (N.Bilge Ceylan) – El irlandés (M.Scorsese) – Había una vez… en Hollywood (Q.Tarantino) – Historia de un matrimonio (N.Baumbach) – Jamás llegarán a viejos (P.Jackson) –  Parasite (B.Joon-Ho) – Somos una familia (H.Kore-eda)

ROGER KOZA
Crítico en La voz del interior y Con los ojos abiertos, programador en Hamburgo, Ficunam y FICIC
Familia (E.Castro) – Technoboss (J.Nicolau) – A Russian Youth (A.Zolotukhin) – Nakorn Sawan (P.Aksornsawang) – Ghost Tropic (B.Devos) – Chained for Life (A.Schimberg) – Nhà cây (M.Q.Truong) – Give Me Liberty (K.Mikhanovsky) – Oroslan (M.Ivanišin) – A cor branca (A.Nunes)
[Elegí agrupar sin orden de prioridad diez títulos cuyos directores no pasen de los tres largometrajes. Algunos, lamentablemente, no se vieron aún en el país; otros sí, aunque me temo que pasaron sin ser vistos.]

JUAN PABLO RUSSO
Crítico en Escribiendo cine, secretario general de la Asociación de Cronistas Cinematográficos de la Argentina 
Dolor y gloria (P.Almodóvar) – Historia de un matrimonio (N.Baumbach) – Había una vez…en Hollywood (Q.Tarantino) – El irlandés (M.Scorsese) – Las buenas intenciones (A.García Blaya) – Girl (L.Dhont)- Plaza Paris (L.Murat) – El cuidado de los otros (M.González) – Ausencia de mí (Melina Terribili) – Guasón (T.Phillips)
Mención especial:
Monzón, la serie (Space)

JUAN VILLEGAS
Realizador, productor, guionista, director de Sábado, Los suicidas, Las Vegas.
Había una vez… en Hollywood (Q.Tarantino) – La gomera (C.Porumboiu) – Sinónimos: un israelí en París (N. Lapid) – Double vies (O.Assayas) – Somos una familia (K.Kore-eda) – El irlandés (M.Scorsese) – Te quiero tanto que no sé (L.García Candela) – Historia de un matrimonio (N.Baumbach)

NICOLÁS HERZOG
Realizador, productor, guionista, director de Vuelo nocturno, programador del FICER
Selfie (A.Ferrente) – Los testigos de Putin (V.Mansky) – La guerra silenciosa (S.Brizé) – Parasite (B.Joon-Ho) – Divino amor (G.Mascaro) – South Mountain (H.Brougher) – Encandilan luces (A.Gallo Bermúdez) – La visita (L.Colás) – Quién mató a mi hermano (A.Fraile/L.Scavino) – Pistolero (N.Galvagno)
Mención especial:
Monzón (miniserie)

RODRIGO MORENO
Realizador, guionista, director de El custodio y Una ciudad de provincia, crítico en Revista de cine
Había una vez… en Hollywood (Q.Tarantino) – Les danses macabres, skeletons et autres fantasies (Azevedo Gómes/Léon/Schaeffer) – Amante fiel (L.Garrel) – En los 90 (J.Hill) – Así habló el cambista (F.Veiroj) – Dragged against concrete (S.Craig Zahler) – Fourteen (D.Sallit) – El irlandés (M.Scorsese) – Por el dinero (A.Moguillansky) – Las facultades (E.Solaas)
Mención especial:
Quién lo impide, de Jonás Trueba (exhibición de cuatro largas piezas audiovisuales, aún en proceso)

ELENA GUILLEN
Actriz, realizadora, productora, codirectora de El censo
Somos una familia (H.Kore-eda) – Había una vez… en Hollywood (Q.Tarantino) – La deuda (G.Fontán) – La favorita (Y.Lanthimos) – Muere monstruo muere (A.Fadel) – Dolor y gloria (P.Almodóvar) – El árbol de peras silvestre (N.B.Ceylan) – Historia de un matrimonio (N.Baumbach) – La decisión (V.Jalilvand)

RAÚL MANRUPE
Investigador, realizador, docente, coautor de Un diccionario de films argentinos, curador de la muestra Ingmar Bergman: 100 años en Argentina
Dolor y gloria (P.Almodóvar) – El vicepresidente, más allá del poder (A.McKay) – Border: sentí algo hermoso (Ali Abbasi) – Van Gogh: en la puerta de la eternidad (J.Schnabel) – Historia de un matrimonio (N.Baumbach) – Sueño Florianópolis (A.Katz)

EMILIO BELLON
Licenciado en Letras, crítico en Radio Rosario Clásica, docente en UNR
El árbol de peras silvestre (N.Bilge Ceylan) – ¿Ricordi? (V.Mieli) – Dolor y gloria (P.Almodóvar) – Sólo una mujer (Sh.Hormann) – Michelangelo infinito (E.Imbucci) – Un día lluvioso en Nueva York (W.Allen) – La última locura de Claire Darling (J.Bertucelli) – Rocketman (D.Fletcher) – La culpa (G.Möller) – Sinónimos: un israelí en París (N. Lapid)- Il traditore (M.Bellocchio)

GUSTAVO POSTIGLIONE
Realizador, guionista, productor, director de El asadito, El cumple, Días de mayo
Historia de un matrimonio (N.Baumbach) – El irlandés (M.Scorsese) – Varda por Agnès (Varda/Rouget) – Guasón (T.Phillips) – Dolor y gloria (P.Almodóvar) – Parasite (B.Joon-Ho) – Había una vez… en Hollywood (Q.Tarantino)  – High Life (C.Denis) – Quien te cantará (C.Vermut) – El árbol de la sangre (J.Medem)

MARCOS VIEYTES
Crítico en Calanda, autor del libro Subjetiva de nadie
Dogman (M.Garrone)  – Esa mujer (J.Zhang-ke)  – Había una vez… en Hollywood (Q.Tarantino) –  La mula (C.Eastwood)
Mención especial:
Il traditore, de Marco Bellocchio

PAULO PÉCORA
Periodista, cineasta, director de El sueño del perro, Marea baja, Lo que tenemos
Badur hogar (R.Moscoso)  – Cuadros en la oscuridad (P.Markovitch) – El ruido son las casas (L.Foglio/L.Montes) – Foto Estudio Luisita (S.Miraglia/H.Manso) – Las facultades (E.Solaas) – Los sonámbulos (P.Hernández) – Muere monstruo muere (A.Fadel) – Sueño Florianópolis (A.Katz) – Te quiero tanto que no sé (L.García Candela) – Un cine en concreto (L.Ruciello)

CYNTHIA SABAT
Periodista, documentalista, coautora del libro Compañero Raymundo
1. El irlandés (M.Scorsese) – 2. Parasite (B.Joon-ho) – 3. Somos una familia (H.Kore-eda) – 4. Dolor y gloria (P.Almodóvar) – 5. Sinónimos: un israelí en París (N. Lapid)
Mención especial:
Chernobyl, Fosse/Verdon y Monzón (series)

GONZALO AGUILAR
Investigador, ensayista, docente en la UBA, investigador del Conicet, autor del libro Más allá del pueblo: Imágenes, indicios y políticas del cine
1. Parasite (B.Joon-Ho) [Un olfato único para mostrar las relaciones de clase y las desigualdades en Corea y en el resto del mundo, con toque gore] – 2. Varda por Agnés (Varda/Rouget) [La despedida de una genia] – 3. Dolor y gloria (P.Almodóvar) [Almodóvar autobiográfico] – 4. El irlandés (M.Scorsese) [La mafia en una revisión del gran cine norteamericano del género para enfrentar los tiempos de fragmentación narrativa que se vienen] – 5. Il traditore (M.Bellocchio) [La mafia desde el punto de vista de un italiano. Bellochio sigue creando los mejores climas] – 6. Había una vez… en Hollywood (Q.Tarantino) [Reescribir la historia según nuestros deseos no es algo muy recomendable pero en este caso el resultado es inquietante] – 7. The dead don’t die (J.Jarmusch) [Jarmusch mejoró cuando comenzó a re-narrar el retorno de los muertos vivos] – 8. Un día lluvioso en Nueva York (W.Allen) [Otro film de la libreta de apuntes de Woody. Alegría y melancolía en cada plano.] – 9. Guasón (T.Phillips) [No es una gran película pero hace innovaciones curiosas: la mezcla del cine de superhéroes con el naturalismo de la vida cotidiana; la comedia trágica como marca de la política contemporánea; la indistinción entre lo falso, lo verdadero y lo virtual.] – 10. Historia de una matrimonio (N.Baumbach) [Menos densa que Escenas de la vida conyugal de Bergman, tiene apuntes muy interesantes sobre las cuestiones de género. El sentido de la historia varía si se la interpreta desde una visión femenina o masculina.]
Mención especial:
– Me parece altamente significativo el estreno de Le livre d’image de Jean-Luc Godard en la plataforma Netflix, lo considero un signo de los tiempos.
– La restauración de Prisioneros de la tierra de Mario Soffici que hizo el Museo del Cine.

EMILIO BERNINI
Crítico, ensayista, docente en la UBA y la Universidad del Cine, editor de la revista-libro Kilómetro 111
Season of the Devil (L.Díaz) – Bixa travesty (K.Goifman/C.Priscilla) – La priére (C.Kahn) – Nuestras madres (C.Díaz) – Dogman (M.Garrone)
Mención especial:
La nostalgia del centauro, de Nicolas Torchinsky.

CÉSAR MARANGHELLO
Investigador, autor de Breve historia del cine argentino, Eva Duarte, más allá de tanta pena y otras publicaciones
La botera (S.Blanco) – Impresiones obreras (H.Colombini) – Los prohibidos (A.Schellemberg) – Te quiero tanto que no sé (L.García Candela) – Baldío (I.de Oliveira Cézar) – La deuda (G.Fontán) – Las facultades (E.Solaas) – Método Livingston (S.Mora) – Cartero (E.Serra) – Breve historia del planeta verde (S.Loza)
[Las mejores películas nacionales vistas en el Gaumont, hay paridad entre ficciones y documentales]

MATÍAS ORTA
Crítico, periodista, creador de A sala llena, autor del libro Encerrados toda la noche, el cine de John Carpenter
1 – Muere monstruo muere (A.Fadel) – 2. Había una vez en Hollywood (Q.Tarantino) – 3. Guasón (T.Phillips) – 4. El irlandés (M.Scorsese) – 5. Ventajas de viajar en tren (A.Moreno) – 6. Diego Maradona (A.Kapadia) –  7. Dolor y gloria (P.Almodóvar) – 8. La noche de las nerds (O.Wilde) – 9. Rocketman (D.Fletcher) – 10. El muñeco diabólico (L.Klevberg)
Mención especial:
Filmoteca, temas de cine (programa de la TV Pública)

JUAN MARTÍNEZ
Crítico en Los jóvenes viejos y Un plan simple (Radio Club 94.7)
1. Había una vez… en Hollywood (Q.Tarantino) – 2. Las buenas intenciones (A.García Blaya) – 3. La noche de las nerds (O.Wilde) – 4. Ni en tus sueños (J.Levine) – 5. Esa mujer (J.Zhangke) – 6. Las facultades (E.Solaas) – 7. Infierno en la tormenta (A.Aja) – 8. Godzilla 2 (M.Dougherty) – 9. Badur hogar (R.Moscoso) – 10. Bixa Travesty (K.Goifman/C.Priscilla)

FERNANDO LUIS PUJATO
Crítico en Perro Blanco, autor del libro Hacia lo que vendrá: Escritos desde el cine
Vitalina Varela (P.Costa) – El árbol de peras silvestres (N.Bilge Ceylan) – Amante fiel (L.Garrel) – La mula (C.Eastwood) – Il traditore (M.Bellocchio) – A Hidden Life (T.Malick) – Parasite (B.Joon-Ho) – La gomera (C.Porumboiu) – J’Accuse (R.Polanski) – It Must Be Heaven (E.Suleiman)

PABLO CECCARELLI
Realizador, docente, programador, egresado de Artes Audiovisuales de la UNLP, crítico en revista Pulsión
Por el dinero (A.Moguillansky) – Retrato de una mujer en llamas (C.Sciamma) – La deuda (G.Fontán) – Lina de Lima (M.P.González) – Parasite (B.Joon-Ho) – Vitalina Varela (P.Costa) – HRA (A.Fernández Almendras) – Visión nocturna (C.Moscoso) – Espero tua (re)volta (E.Capai) – Atenas (C.González) [Sin orden específico]
Mención especial:
El negoción (Simón Feldman), versión de 1958 restaurada por el Museo del Cine y proyectada en el 34° Festival Internacional de Cine de Mar del Plata.

FRANCISCO MATIOZZI MOLINAS
Realizador, guionista, director del ciclo televisivo Siete latidos y el largometraje documental Murales, el principio de las cosas
Parasite (B.Joon-Ho) – Santiago, Italia (N.Moretti)  –  Guasón (T.Phillips) – Había una vez… en Hollywood (Q.Tarantino) –  Dolor y gloria (P.Almodóvar)  – El irlandés (M.Scorsese) – Las facultades (E.Solaas) – Método Livingston (S.Mora) – Ausencia de mí (M.Terribili) – Dowson City: Frozen Time (B.Morrison) – Did you wonder who fired the gun? (T.Wilkerson) [las dos últimas proyectadas en Cine El Cairo]
Mención:
Euphoria, serie de Sam Levinson.

CRISTIAN ANDRADE
Realizador, productor del documental Santa Soja
1. Liberté (A.Serrá) – 2. Sinónimos: un israelí en París (N.Lapid) – 3. El árbol de peras silvestre (N.Bilge Ceylan) – 4. Parasite (B.Joon-Ho) – 5. Somos una familia (K.Kore-eda) – 6. Border: Sentí algo hermoso (A.Abbasi) – 7. La mula (C.Eastwood) – 8. Guasón (T.Phillips) – 9. Dolor y gloria (P.Almodóvar) – 10. Vitalina Varela (P.Costa) / To the ends of the earth (K.Kurosawa)
Mención:
La casa lobo (animación de Joaquín Cociña y Cristóbal León)

JUAN AGUZZI
Crítico, periodista, editor del diario El Ciudadano, coautor del libro La Rosa Trovarina
El árbol de peras silvestre (N.Bilge Ceylan) – La deuda (G.Fontán) – Parasite (B.Joon-Ho) – Nosotros (J.Peele) – La favorita (Y.Lanthimos) – Un amor imposible (C.Corsini) – In fabric (P.Strickland) – El vicepresidente: más allá del poder (A.McKay) – High Life (C.Denis) – La viuda (N.Jordan)
Mención especial:
Lazzaro felice (Alice Rohrwacher) [volví a verla y está muy buena]

MEX FALIERO
Crítico en Funcinema y A sala llena, organizador del Festival Funcinema
Contra lo imposible (J.Mangold) – Dolor y gloria (P.Almodóvar) – El irlandés (M.Scorsese) – En los 90 (J.Hill) – Había una vez… en Hollywood (Q.Tarantino) – La mula (C.Eastwood) – Método Livingston (S.Mora) – Mi nombre es Dolemite (C.Brewer) – Parasite (B.Joon-Ho) – Silver Lake (S.McGinly)
Mención especial:
La 2ª temporada de Barry, la serie de HBO que nos entregó un 5º capítulo que fue lo mejor del año, incluyendo estrenos y películas vistas en festivales.

FERNANDO HERRERA
Realizador, crítico en Mirar y ver, docente en Centro Cultural Atlas
1)   Parasite (B.Joon-Ho) – 2) Il traditore (M.Bellocchio) – 3) El irlandés (M.Scorsese) – 4) Guasón (T.Phillips) – 5) Historia de un matrimonio (N.Baumbach) – 6) Somos una familia (H.Kore-eda) -7) Había una vez… en Hollywood (Q.Tarantino) – 8) Dolor y gloria (P.Almodóvar) – 9) Border: sentí algo hermoso (A.Abbasi) – 10) Monos (A.Landes) [Mi película elegida es la de Bong Joon-Ho pero completo la lista con 8 títulos en un orden que podría variar, y para llegar a 10 agrego una que me resultó potente y fascinante pero también discutible]
Mención especial:
Peaky Blinders (serie)

TOMÁS LIPGOT
Realizador, productor, guionista, director de Moacir y ¡Viva el palíndromo!
Dolor y gloria (P.Almodóvar) – Parasite (B.Joon-ho) – El irlandés (M.Scorsese) – Guasón (T.Phillips) – Erase una vez… en Hollywood (Q.Tarantino) – Cartero (E.Serra) – Ad Astra: hacia las estrellas (J.Gray) – Honeyland (T.Kotevska/L.Stefanov) – Rocketman (D.Fletcher) – Marta Show (M.Moffatt/B.López)

TERESA ARREDONDO
Realizadora, codirectora de Las cruces
Ne croyez pa que je hurle (F.Beauvais) – Vitalina Varela (P.Costa) – High Life (C.Denis) – Los Reyes (B.Perut/I.Osnovikoff) – Tarde para morir joven (D.Sotomayor) – Las facultades (E.Solaas) – Space Dogs (E.Kremser) – O que arde (O.Laxe) – Danses macabres, skeletons and other fantasies (Azevedo Gomes/Léon/Schefer) – El irlandés (M.Scorsese)
Mención especial:
Revolver (cortometraje de Federico Benevides)

GUILLERMO BRUNO
Crítico, periodista de espectáculos en LT8, La Red y Radio 10
1) El irlandés (M.Scorsese) – 2) Guasón (T.Phillips)  – 3) Rocketman (D.Fletcher) – 4) Cafarnaúm, la ciudad olvidada (N.Labaki) – 5) Dolor y gloria (P.Almodóvar) – 6) Yesterday (D.Boyle) – 7) Érase una vez… en Hollywood (Q.Tarantino) – 8) La culpa (G.Möller) – 9) Green Book, una amistad sin fronteras (P.Farrelly) – 10) Midsommar (A.Aster)
Mención especial:
Punto Muerto (D.de la Vega) / Pistolero (N.Galvagno) / Los hipócritas (S.Sgarlatta/C.Trioni) [Tres notables películas argentinas que pasaron inadvertidas por el circuito comercial o se exhibieron en salas alternativas]

GUSTAVO ESCALANTE
Responsable de la cinemateca del CAR, programador del Festival de Cine Latinoamericano Rosario
Dogman (M.Garrone) – Dolor y gloria (P.Almodóvar) – El irlandés (M.Scorsese) – Entre navajas y secretos (R.Johnson) – Guasón (T.Phillips) – Había una vez… en Hollywood (Q.Tarantino) – Midsommar (A.Aster) – Monos (A.Landes) – Pájaros de verano (C.Guerra/C.Gallego) – Parasite (B.Joon-Ho)
Mención especial:
Years and Years (serie, Russell T Davies, BBC One) – Historia de una casa (documental, Ignacio Masllorens) – Blue boy (documental, Manuel Abramovic)

DIEGO M. CASTRO
Realizador, guionista, productor, director de 1100
1. El irlandés (M.Scorsese) – 2. Canción sin nombre (M.León) – 3. High Life (C.Denis) – 4. Todo bien (E.Trobisch) – 5. Parasite (B.Joon Ho) – 6. Ceniza negra (S.Quirós Úbeda) – 7. Atlantique (Mati Diop) –  8. Monos (A.Landes) – 9. Las buenas intenciones (A.García Blaya)

WALTER BECKER
Realizador, guionista, director de Eterno paraíso
Guasón (T.Phillips) – Parasite (B.Joon-Ho) – Dolor y gloria (P.Almodóvar)  – Como la vida misma (D.Fogelman) – Ad Astra: hacia las estrellas (J.Gray) – El irlandés (M.Scorsese) – El cuento de las comadrejas (J.J.Campanella) – Los sonámbulos (P.Hernández)  – El silencio de otros (A.Carracedo/R.Bahar)  – Contra lo imposible (J.Mangold)  – Matar a un muerto (H.Giménez)

MARTÍN IPARRAGUIRRE
Crítico en Hoy Día Córdoba y La mirada encendida, docente en UNC
Vitalina Varela (P.Costa) – The Image Book (JL.Godard) – Había una vez… en Hollywood (Q.Tarantino) – Isadora´s children (D.Manivel) – Arábia (J.Dumans/A.Uchoa) – Joan of Arc (B.Dumont) – Bixa Travesty (K.Goifman/C.Priscilla) – Il traditore (M.Bellocchio) – Ya no estoy aquí (F.Frías de la Parra) – Planta permanente (E.Radusky).
Mención especial:
Construcciones, de Fernando Martín Restelli.

ALFREDO SCAGLIA
Director de Cineclub Rosario
El irlandés (M.Scorsese) – El árbol de peras silvestres (N.Bilge Ceylan) – La favorita (Y.Lanthimos) – Esa mujer (J.Zhanke) – La odisea de los giles (S.Borensztein) – Había una vez… en Hollywood (Q.Tarantino) – Historia de un matrimonio (N.Baumbach) – Varda por Agnés (Varda/Rouget)

LUCIANO REDIGONDA
Realizador, docente, programador del Festival de Cine Latinoamericano Rosario
Monos (A.Landes) – Érase una vez… en Hollywood (Q.Tarantino) – Arábia (J.Dumans/A.Uchoa) – Muere monstruo muere (A.Fadel) – Parasite (B.Joon-Ho) – O que arde (O.Laxe) – Guasón (T.Phillips) – Pájaros de verano (C.Guerra/C.Gallego) – El irlandés (M.Scorsese) – Nosotros (J.Peele)
Mención especial:
Cinecafé (programa de TV realizado por Ignacio Blaconá) – The Marvelous Ms Maisel (serie, Amazon prime)

SOFÍA ELIZALDE
Archivista Audiovisual, becaria de Le Giornate del Cinema Muto/Pordenone Silent Film Festival
1100 (D.M.Castro) – Un cine en concreto (L.Ruciello) – Foto Estudio Luisita (S.Miraglia/H.Manso) –  Las facultades (E.Solaas) – Que sea ley (J.Solanas) – La mula (C.Eastwood) – Frankie (I.Sachs) – Había una vez… en Hollywood (Q.Tarantino) – Un día lluvioso en Nueva York (W.Allen) – Dolor y gloria (P.Almodóvar)
Mención especial:
– Dos documentales que funcionan como homenajes póstumos a grandes directores: Soy lo que quise ser (B.Casanova/M.Scarone) + Varda por Agnès (A.Varda/D.Rouget).
– La restauración de Prisioneros de la tierra (1939, Mario Soffici) realizada por el Museo del Cine Pablo C. Ducrós Hicken con el apoyo de The Film Foundation y L´Immagine Ritrovata, exhibida en el festival Il Cinema Ritrovato.
– La proyección de El último malón (1917, Alcides Greca) en la sección Riscoperte e Restauri en el 38° Festival Le Giornate del Cinema Muto.

FERNANDO ROMERO DE TOMA
Editor, sonidista, premiado en el Festival Latinoamericano de Cine Rosario por la dirección de sonido de La vida de las fábricas, Rosario, ciudad de las lindas y Luna
Dolor y gloria (P.Almodóvar) – High Life (C.Denis) – Suspiria (L.Guadagnino) – Varda por Agnés (Varda/Rouget)

MARCELA GAMBERINI
Docente, crítica en Con los ojos abiertos y A sala llena
Dolor y gloria (P.Almodóvar) – La deuda (G.Fontan) – La mula (C.Eastwood) – Burning (L.Chang Dong) – Breve historia del planeta verde (S.Loza) – Así habló el cambista (F.Veiroj) – It Must Be Heaven (E.Suleiman) – Las facultades (E.Solaas) – Vitalina Varela (P.Costa) – Parasite (B.Joon-ho)
Mención especial:
Succession (HBO), mejor serie del año.

LEANDRO ARTEAGA
Periodista, docente, crítico en Rosario/12 y Linterna Mágica (Radio Universidad)
Ad Astra: hacia las estrellas (J.Gray) – Dolor y gloria (P.Almodóvar) – El irlandés (M.Scorsese) – El árbol de peras silvestre (N.B.Ceylan) – Esa mujer (J.Zhangke) – Guasón (T.Phillips) –  Había una vez… en Hollywood (Q.Tarantino) – La mula (C.Eastwood) – Midsommar (A.Aster) – Somos una familia (K.Kore-eda) [en orden alfabético y sólo estrenos comerciales]

PATRICIO CARROGGIO
Fotógrafo, cineasta, director de El Perro de Ituzaingó, autor del libro Vereda (EMR)
¿Dónde estás Bernadette? (R.Linklater) – La mula (C.Eastwood) – Varda por Agnés (Varda/Didier) – Rocketman (D.Fletcher) – Midsommar (A.Aster) – Ituzaingo V3rit4 (R.Perrone)
Mención especial:
Feud (serie)

JOSÉ LUIS VISCONTI
Licenciado en Comunicación Social, crítico en Hacerse la crítica
Encandilan luces (A.Gallo Bermúdes) – High Life (C.Denis) – Introduzione all’oscuro (G.Solnicki) – Jamás llegarán a viejos (P.Jackson) – La deuda (G.Fontán) – La mula (C.Eastwood) – Los sonámbulos (P.Hernández) – Somos una familia (K.Kore-eda) – Un ladrón con estilo (D.Lowery) – Vigilia en agosto (L.M.Mercado)
Mención especial:
Stan & Ollie (Jon Baird), que debió haberse estrenado.

EZEQUIEL IVÁN DUARTE
Docente, ensayista, coeditor de La Cueva de Chauvet
Vi pocas películas de este año pero de lo que vi en el campo del largometraje (o mediometraje) tengo que destacar en particular Sete anos em maio de Affonso Uchoa, programada en el festival Márgenes en su versión on line. También es digna de mención Atenas de César González, quien siempre aporta un punto de vista valioso no sólo por ser único (no abundan los cineastas ‘villeros’) sino también por el espíritu profundamente comunitario que lo mueve. Como menciones especiales en el campo del cortometraje, me gustaría destacar Yo maté a Antoine Doinel de un Nicolás Prividera humanizado por el humor, y el escalofriante AI de Lucrecia Martel.

CAROLINA MEDINA
Cofundadora de la productora Hipólita Films, productora de la serie web Quien Pudiera, docente, realizadora
Breve historia del planeta verde (S.Loza) – Creed II, defendiendo el legado (S.Caple Jr.) – Dolor y gloria (P.Almodóvar) – Guasón (T.Phillips) – La favorita (Y.Lanthimos) – La mula (C.Eastwood) – Midsommar (A.Aster) – Muere monstruo muere (A.Fadel) – Nosotros (J.Peele)
Mención especial:
Sunset Loop, videoclip de Amelia Sagarduy.

SONIA HELMAN
Licenciada en Bellas Artes, realizadora, directora de documentales y ciclos televisivos como Borges en la escuela, La torre de GuidoLa Universidad entre nosotros
En 2019 coincidieron tres grandes cuyo trabajo debe evaluarse haciendo abstracción de su vida, historia o ideología: Woody Allen (Un día lluvioso en Nueva York), Polanski (J’accuse) y Campanella (El cuento de las comadrejas). Aun sus obras menores son buenas películas. Respecto de esta última, son decenas los guiños al cine y hartante la autorreferencia… pero es muy buena. Menos negra que Los muchachos de antes no usaban arsénico pero la Argentina de hoy también es menos negra. Otra a rescatar es Late Night, de Nisha Ganatra. Emma Thompson es una muy buena actriz…. siempre que esté bien dirigida. Este es sin duda el caso, y cada escena, cada ángulo de cámara, cada iluminación, está estudiada al mm. Otra, y acá no me pidan tomar distancia, es Van Gogh en el umbral de la eternidad, de Julian Schnabel. Si bien Kirk Douglas es el Van Gogh definitivo, todo film sobre el tema me tendrá de entusiasta espectadora. Otra, argentina, es Shalom Taiwan, de Walter Tejblum. Muy bien hecha, muy argentina, sobre un rabino al que por la crisis le pueden rematar la sinagoga. Insólita. Documentales: rescato Mujer Medicina, por la excelente fotografía y la paz que trasunta. Veo cada vez profundizarse más la estética de “los documentales son las peliculas donde la gente no habla” como me dijo una vez un nene, y me pregunto si tal prevalencia de la imagen, morosamente, sobre el relato, no aleja público. En cuanto a reposiciones, muy grata sorpresa fue para mí Ningún amor es perfecto (2012, Pablo Sofovich): ágil, bien actuada, woodyallenesca, tal vez sólo sea entertainment… pero del bueno.

JAVIER MATTEUCCI
Realizador, productor de Bonitas, Amadoras, Bronce y otras
1. Ad Astra: hacia las estrellas (J.Gray) – 2.  Claudia (S.De Caro) – 3. Wifi Ralph (Johnston/Moore) – 4. 1100 (D.M.Castro) – 5. Guasón (T.Phillips) – 6. El irlandés (M.Scorsese) – 7. It: Capítulo 2 (A.Muschietti) – 8. Spider man, un nuevo universo (Persichetti/Ramsey/Rothman) – 9. Sueño Florianópolis (A.Katz) – 10. Había una vez… en Hollywood (Q.Tarantino)

DAVID EIRA PIRE
Realizador, guionista, director de Delinquido
1. Espero tua (re)volta (E.Capai) – 2. Los sonámbulos (P.Hernández) –  3. Sinónimos: un israelí en París (N.Lapid) – 4. Viaje al cuarto de una madre (C.Rico) – 5. Las facultades (E.Solaas) – 6. Arábia (J.Dumans/A.Uchoa) – 7. Dolor y gloria (P.Almodóvar) – 8. Vigilia en agosto (L.M.Mercado) – 9. Parasite (B.Joon-ho) – 10. Ciegos (F.Zuber)
Mención especial:
Blue Boy, corto de Manuel Abramovich.

GISELA MANUSOVICH
Licenciada en Artes, docente en la UBA, crítica en Hacerse la crítica
1. Dolor y gloria (P.Almodóvar) – 2. Border: sentí algo hermoso (A.Abassi) – 3. Esa mujer (J.Zhang-ke) – 4. Un cine en concreto (L.Ruciello) – 5. Van Gogh: en la puerta de la eternidad (J.Schnabel) – 6. Había una vez… en Hollywood (Q.Tarantino) – 7. La favorita (Y.Lanthimos) – 8. Somos una familia (H.Kore-Eda) – 9. Parasite (J.Boong-ho) – 10. Guasón (T.Phillips)
Mención especial:
Dos documentales: Ausencia de mí (M.Terribili) y Mujer Medicina (D.Rosenfeld)

DIEGO FIDALGO
Realizador, productor, director de El origen del pudor y Fotosíntesis
1100 (D.M.Castro) – Belmonte (F.Veiroj) – En los 90 (J.Hill) – Green Book, una amistad sin fronteras (P.Farrelly) – Guasón (T.Phillips) –  La guerra silenciosa (S.Brizé) –  Mujer en guerra (B.Erlingsson)

JUAN LINCH
Realizador, director de los cortos El cumpleaños de Mora y El guiso de Saturno (competencia oficial este año en el BAFICI)
Parasite (B.Joon-Ho) –  Dogman (M.Garrone) –  La favorita (Y.Lanthimos) – Descubriendo a mi hijo (S.Gabizon) – Historia de un matrimonio (N.Baumbach) –  Dolor y gloria (P.Almodóvar) – Sueño Florianópolis (A.Katz) – Guasón (T.Phillips)

MARCELO VIEGUER
Licenciado en Comunicación Audiovisual, docente, autor de artículos sobre la especialidad en REA y otros medios
Ad Astra: hacia las estrellas (J.Gray) – Guasón (T.Phillips) – Parasite (B.Joon-Ho) – El irlandés (M.Scorsese) – Había una vez… en Hollywood (Q.Tarantino) – La favorita (Y.Lanthimos) – Historia de un matrimonio (N.Baumbach) – Portrait of a lady on fire (C.Sciamma) – Nosotros (J.Peele) – La viuda (N.Jordan)
Mención especial:
Chernobyl (miniserie)

JUAN FRANCISCO GACITÚA
Crítico en A sala llena y Los jóvenes viejos
1) Había una vez… en Hollywood (Q.Tarantino) – 2) Las facultades (E.Solaas) – 3) Un ladrón con estilo (D.Lowery) – 4) El irlandés (M.Scorsese) – 5) Cómo maté a Antoine Doinel (N.Prividera) – 6) Te quiero tanto que no sé (L.García Candela) – 7) Muere monstruo muere (A.Fadel) – 8) La mula (C.Eastwood) – 9) Gran orquesta (P.Azar) – 10) El cuidado de los otros (M.González)

FABIÁN DEL POZO
Titular de Videoteca Rosario
El árbol de la sangre [un Medem que se autorescata, regresando -otro giro alla Hitchcock- al melodrama de compleja narrativa, con elenco estelar y producción de alto nivel] –   2. Columbus [El japonés Kogonada cita a Ozu, recorre arquitectura y particularidades de esta sui generis urbe norteamericana, permitiendo el lucimiento de otra revelación: Haley Lu Richardson] – 3. Djam [Si de revelaciones -y 100% femeninas en esta lista de 10- se trata, quizá la más destacada sea Daphne Patakia, actriz+cantante+bailarina nacida para el cine de Tony Gatlif] – 4. Double vies [Los mejores diálogos que haya dado el cine este año, chapeau por Assayas y su habilidad para interpretar esa multiplicidad de voces dísimiles y contrapuestas en una actividad común a todos los personajes] – 5. Había una vez… en Hollywood [un “triple salto mortal” en el que Tarantino arriesga, nos permite disfrutar y sale renovado de su propio modelo autoral] – 6. High Life [Otra extraordinaria ‘subversión’ de género de Claire Denis] – 7. El irlandés [Scorsese aplica el más excelso run for cover hitchockiano] – 8. Parasite  [Simplemente el mejor guión del año] – 9. Quién te cantará [La sorpresa de la temporada: tanto en la narrativa como en el consagratorio y revelador rol de Eva Llorach a sus maduros cuarenta] – 10.  La quietud [mención para esta película estrenada el año pasado: Trapero, otro que salió de su ‘zona de confort’ para bien de su cine]

ESTEBAN TRIVISONNO
Realizador, actor, guionista, director de Tito
1. Parasite (B.Joon-Ho) – 2. Border: Sentí algo hermoso (A.Abbasi) – 3. Ventajas de viajar en tren (A.Moreno) – 4. Dolor y gloria (P.Almodovar) – 5. La favorita (Y.Lanthimos) – 6. Foto Estudio Luisita (S.Miraglia/H.Manso) – 7. Historia de un matrimonio (N.Baumbach)  – 8. 1100 (D.M.Castro) – 9. High Life (C.Denis)  – 10. Guasón (T.Phillips)
Bonus Track Series:
EuphoriaWatchmenMonzónTearsYears and yearsChernobylVeep (Final Season)

ALEJANDRO PEREYRA
Director de fotografía de El asadito, El investigador de ciudades, Bronce y otras, autor del libro de cuentos El peor de los desiertos
Dogman (M.Garrone)  – Down para arriba (G.Garzón)  – El desentierro (C.Perrin) [no confundir con la homónima de Nacho Ruipérez] – El cuento (C.Perrin)  – El irlandés (M.Scorsese)  – 1100 (D.M.Castro) – Burning (L.Chang-dong)  – Historia de un matrimonio (N.Baumbach)  – Climax (G.Noé) –  Atenas (C.González)
[Hubiese querido agregar La balada de Buster Scruggs pero es del 2018]

DIEGO BARCIA CALDERÓN
Diseñador integral, especialista en cine fantástico (Fantápolis, Cinematik)
El irlandés (M.Scorsese) –  Había una vez… en Hollywood (Q.Tarantino) – Nosotros (J.Peele) –  Doctor Sueño (M.Flanagan) – Guasón (T.Phillips) – It: Capítulo 2 (A.Muschietti)  –  Historias de miedo para contar en la oscuridad (A.Øvredal) – Suspiria (L.Guadagnino) – El hijo (S.Schindel) – Shazam! (D.F.Sandberg)

BARTO ARMENTANO
Periodista, realizador, autor de artículos sobre música y cine en Indiehoy y Rolling Stone Argentina
1. El irlandés (M.Scorsese) – 2. Había una vez… en Hollywood (Q.Tarantino) – 3. Portrait of a Lady on Fire (C.Sciamma) – 4. Parasite (B.Joon-ho) – 5. Midsommar (A.Aster) – 6. Dolor y gloria (P.Almodóvar) – 7. Guasón (T.Phillips) – 8. Historia de un matrimonio (N.Baumbach) – 9. A Hidden Life (T.Malick) – 10. Varda por Agnès (A.Varda)
Mención especial:
TV: me gustó la 2ª temporada de Fleabag y la última de Bojack Horseman.
Cine argentino: la película que más me gustó es Los miembros de la familia (M.Bendesky).

CRISTIAN OLIVA
Periodista, administrador de Central Mutante
Border: sentí algo hermoso (A.Abbasi) – Toy Story 4 (J.Cooley) – En los 90 (J.Hill) – Avengers: Endgame (J/A.Russo) – Guasón (T.Phillips) – El irlandés (M.Scorsese) – Dolor y gloria (P.Almodóvar) – Historia de un matrimonio (N.Baumbach) – Parasite (B.Joon-Ho) – Contra lo imposible (J.Mangold)
Mención Especial:
Chernobyl (TV Mini serie HBO)

MARTÍN FRAIRE
Periodista, docente, crítico en Café 102.7 (Radio San Jorge)
El irlandés (M.Scorsese) – Érase una vez… en Hollywood (Q.Tarantino) – Parasite (B.Joon-ho) – Midsommar  (A.Aster) – Dolor y gloria (P.Almodóvar) – La mula (C.Eastwood) – Guasón (T.Phillips) – Stan & Ollie (J.Baird) – Avengers: Endgame (J/A.Russo) – Burning (L.Chang-Dong)

FERNANDO G. VAREA
Periodista, docente, crítico en Espacio Cine y El dedo en la llaga (Wox FM)
1. Parasite (B.Joon-Ho) – 2. Somos una familia (H.Kore-eda) – 3. Esa mujer (J.Zhangke) – 4. Arábia (J.Dumans/A.Uchoa) – 5. La decisión (V.Jalilvand) – 6. The Unicorn (I.Dupuis/T.Geragthy) – 7. Dogman (M.Garrone) – 8. High Life (C.Denis) – 9. Guasón (T.Phillips) – 10. Método Livingston (S.Mora) / Las facultades (E.Solaas) / La vida en común (E.Yanco)
Mención especial:
El árbol de peras silvestre (N.Bilge Ceylan), que tuvo su estreno comercial este año pero ya la había elegido como mejor película el año pasado.

Imágenes: fotogramas de Había una vez… en Hollywood, Dolor y gloria, El irlandés, Parasite, Guasón, Years and years, Somos una familia y Las facultades.-

Balance 2018 aquí 

Natalia Smirnoff: “La infancia es como un puente para volver a nosotros mismos”

Diez años atrás sorprendió con su ópera prima, Rompecabezas (con María Onetto y Gabriel Goity), que la impuso entre las varias realizadoras valiosas del cine argentino contemporáneo. Tras El cerrajero (2014, con Esteban Lamothe y Érica Rivas), estrenó este año su tercer largometraje de ficción, La afinadora de árboles, con Paola Barrientos como Clara, una exitosa ilustradora y escritora de cuentos infantiles a quien ni los proyectos profesionales, ni la contención de su marido (Marcelo Subiotto) ni la idílica casa que empieza a habitar, pueden evitar que atraviese una situación de crisis: las dudas y los miedos la asaltan sobre todo al reencontrarse con un ex novio (Damián Cremonesi) y el hermano de éste, ahora sacerdote (Matías Scarvaci), comenzando a desestabilizarla. Hablamos con la guionista y directora sobre el film.
– ¿Cómo explicarías qué es lo que le pasa a Clara?
– Es alguien que logró cumplir sueños: consiguió un premio muy importante, tiene su familia, hijos, pero está la crisis de la mediana edad y la pregunta ¿qué sigue después de haber logrado determinadas cosas en la vida? Al mismo tiempo, las preguntas sobre todo lo que no se logró. Porque siempre hay cosas que faltan.
– ¿Influye en ella reencontrarse en la ciudad de su infancia con gente, lugares, sensaciones?
– Hay algo de la vuelta al origen, cuestionador de todo lo que uno perdió en el camino. Uno va eligiendo cosas dejando de hacer otras. Volver a Maschwitz, el lugar donde nació, le hace replantear su vida.
– Clara dibuja y escribe cuentos infantiles pero, al mismo tiempo, le cuesta relacionarse con sus propios hijos o los chicos de un comedor. Parece recordar que realizar un trabajo relacionado con los chicos no implica necesariamente saber llevarse bien con ellos.
– Me parece que eso pasa bastante seguido (risas)… Clara no es compañera de los niños. Con sus hijos tiene una relación de exigencias y expectativas pero de poco vínculo. Está un poco trabada al relacionarse con lo que la rodea y hasta consigo misma.
– En tus películas aparece siempre la necesidad de vincularse con el juego, con algo si se quiere infantil: rompecabezas, cajitas musicales, dibujos. ¿Qué importancia tienen para vos esas cosas?
– Me parece que hay cosas de cuando somos niños que nos quedan grabadas. Nos pasa a todos, con diferentes objetos. La cajita de música es algo que provoca instantáneamente un salto en el tiempo, los rompecabezas eran también un símbolo relacionado con la necesidad de ordenar el caos. Creo que hay algo de la infancia que siempre nos queda, como un puente para volver a nosotros mismos profundamente. Las cosas que nos pasan en la vida a veces van desconectándonos de nosotros mismos.
– Aquí los dibujos empiezan a moverse como cobrando vida, el cerrajero tenía cierto don por el cual sabía cosas que sorprendían a los demás, en Rompecabezas cuando la protagonista se sumergía en el mundo de los juegos parecía entrar casi en otra dimensión. ¿Hay un acercamiento a lo irreal o lo fantástico?
– Sí, es posible, siempre dentro de un límite realista. A mí me interesa una mirada costumbrista con un pequeño corrimiento. Correrse de lo natural lleva un poco a chocarse y a reflexionar. Lo que se ve es muy parecido a lo que uno ve todo el tiempo pero no exactamente igual. Además tiene que ver con el acto creativo en sí. Lo que el personaje crea en su cabeza tiene que estar vivo para que sea verdad, digamos.
– En tus historias es importante la capacidad de los personajes para poder ejercer un oficio o tener una destreza. 
– Bueno, el oficio, lo que hacemos, es lo que nos define a muchos. Yo además tengo como una obsesión: cada vez que encaro un nuevo personaje tengo que pensar en su oficio. Por otra parte, en ciertos oficios hay algo hermoso que suele pasar un poco de largo. Cuando filmaba El cerrajero en las cerrajerías, era super interesante observar todo ese mundo de las llaves, ese polvo dorado, las formas, las cerraduras por dentro, los mecanismos… En el caso de una ilustradora, están los lápices. He quedado flasheada viendo cómo se construye un lápiz.
– ¿Por qué te interesó trabajar con Paola Barrientos y cómo fue tu trabajo con ella?
– Yo estudiaba actuación con Augusto Fernándes, que falleció el año pasado. Recuerdo que Paola vino un día a hacer un ejercicio muy sencillo y fue increíble. Después la vi en Estado de ira, la obra de Ciro Zorzoli que ella protagonizaba, y quedé impactada. Pensé ¡Guau, qué actriz para cine! Tengo experiencia en castings y elegir al protagonista es fundamental. Paola es super expresiva, sabe combinar lo humorístico con lo dramático de manera muy interesante. Y es divina para trabajar.
– ¿Cómo ha sido el recorrido de la película?
– Estamos enviándola a festivales pero, a diferencia de mis anteriores películas, necesitábamos estrenarla antes en Argentina. Recibimos comentarios muy lindos de la gente. La afinadora de árboles es muy femenina en algún punto; no digo que no pueda interesarle a los hombres, pero las mujeres la viven muy intensamente.

Por Fernando G. Varea

Audio de la entrevista AQUÍ

Ambiciones y clasicismo

EL IRLANDÉS
(The irishman, 2019; dir. Martin Scorsese)

La precisión narrativa y el clasicismo casi fuera de época –los tiempos calibrados, los encuadres, movimientos y planos concebidos sin vértigo, el dramatismo sosegado– convierten, indudablemente, a esta versión de Martin Scorsese del libro del ex fiscal estadounidense Charles Brandt I Heard You Paint Houses en una obra relevante. Bastaría con señalar el modo (escueto pero significativo) con el que se va informando cómo terminaron sus vidas algunos personajes que atraviesan la trama, el estilo con el que se plasman los ásperos y fugaces estallidos de violencia, el clima de inquietud (sin énfasis alguno) que va generando el viaje de Frank (Robert De Niro) en el último tercio de la película, e incluso la sobriedad de Joe Pesci en la caracterización de su Russell Bufalino, para que no queden dudas que se está ante un film de calidad desacostumbrada. Dicho esto, van a continuación algunas observaciones.
Aunque la temática, la intención de recorrer zonas de la historia estadounidense, las ambiciones (lo que incluye claramente la duración), dos de sus actores principales y hasta algunos escenarios y decisiones formales remiten a El Padrino y El Padrino II, hay que decir que la muy digna El irlandés no llega a la altura de esas obras maestras que Francis Ford Coppola realizó durante la primera mitad de los años ’70. En aquéllas, el aprendizaje y la asimilación de códigos mafiosos mientras la juventud devenía madurez y ocaso resultaban creíbles por el desempeño de sus actores jóvenes, mientras que acá, con resultados discutibles, se recurre ocasionalmente a rejuvenecer con efectos especiales a Pesci, De Niro y Al Pacino (los dos últimos eficaces pero lejos de la expresividad que los instaló como grandes intérpretes en otros tiempos). Las noticias que aparecen en televisores encendidos puede ser una estrategia un poco perezosa para contextualizar la historia (lo mismo puede decirse del relato en primera persona en off, que Scorsese utilizó mejor en otras ocasiones): la información de la muerte de Kennedy, por ejemplo, es expuesta de manera algo elemental, así como agotar las referencias a la Revolución Cubana con algún comentario al pasar y la aparición de Fidel Castro en un televisor suena a poco, al menos en comparación con lo que había hecho el inspirado Coppola. Está claro que el de El irlandés es un universo masculino, como también lo eran las películas de Coppola con guión de Mario Puzzo, pero la energía que tenía en aquéllas el personaje de Diane Keaton apenas asoma aquí en la hija de Frank (Anna Paquin), quien, de adulta, expresa su desconfianza sin pronunciar palabra (menos rescatable es el decorativo personaje de la esposa, cuya pulsión por fumar deriva en un previsible final). Finalmente: en aquéllas piezas de los ’70 había un aura mítica, una concepción dramática y formal que, por encima de épocas y circunstancias, convertía a esos mafiosos y sus familias en equivalentes a los protagonistas de una tragedia (tal vez un signo de mucho cine estadounidense de la década, como lo demuestran las propias películas que Scorsese hizo en esos años).
La última media hora de El irlandés, muy elogiada por los críticos, sorprende porque no apabulla con vueltas de tuerca o golpes de efecto sino que, por el contrario (sin ánimos de spoilear), se desarrolla contenida y melancólica. Si Kane añorando su Rosebud deseaba volver al territorio de inocencia de su infancia, acá aflora algo más turbio, parecido a un sentimiento de culpa; el propósito, claramente, es recordar cómo el poder (de las armas, del dinero) cede ante la evidencia de la enfermedad, la vejez y la muerte. Recurso dramático válido aunque un poco facilista y hasta incómodo, desde el momento en que lleva a compadecerse por la decadencia física de alguien que traicionó y mató, pasando de su experiencia como soldado en la Segunda Guerra Mundial a las huestes de un clan mafioso (¿qué diríamos los argentinos si una película nos invitara a sensibilizarnos con quien fue responsable de la desaparición de un sindicalista? ¿por qué no insinuar que, más allá de la visión crepuscular de estos jefes en declive, las mafias siguen tomando otras formas?).
Scorsese es, junto con Clint Eastwood, uno de los pocos realizadores del viejo Hollywood que ha sobrevivido a las modas y sigue haciendo el cine en el que cree, a veces con resultados mejores que otros (La isla siniestra probablemente sea la mejor de sus películas de los últimos años). Esto le ha servido para ganarse los favores de Netflix y despertar enormes expectativas en torno a El irlandés: lo bueno es que, más allá de las objeciones apuntadas, se trata de un buen producto.
Finalmente, respecto a su reticente estreno en salas por exigencias de la cada vez más poderosa empresa de contenidos audiovisuales, pocos parecen recordar que dos largometrajes de ficción de Scorsese nunca tuvieron estreno comercial en salas de Argentina: La última tentación de Cristo (1988) y Kundun (1997). Aunque, en esos casos, los motivos fueron otros que los que impone –para expresarlo con uno de sus títulos– el color del dinero.

Por Fernando G. Varea

https://www.theirishman-movie.com/home/