Pioneras

“No pierda el tiempo, el cine no es para mujeres”: así le dijo el realizador Román Viñoly Barreto a la entonces veinteañera Lita Stantic cuando ella asistió interesada a presenciar el rodaje de una película suya, a comienzos de los años ‘60. Efectivamente, durante décadas el cine argentino prescindió de mujeres realizadoras. “El desarrollo industrial del cine argentino desde 1933 impidió tenazmente la aparición de mujeres cineastas”, sostiene Fernando Martín Peña en Cien años de cine argentino, de manera similar a lo ocurrido en Hollywood, donde de las treinta realizadoras que trabajaban en los años previos a la consolidación de los grandes estudios, “la industria sólo dejó perdurar a una: Dorothy Arzner”.
* En Argentina, en tiempos del cine mudo, hubo al menos dos que se recuerdan: Emily Saleny, actriz que creó una Academia de Artes Cinematográficas en 1916 y realizó un par de films de temática infantil, y María B. de Celestini, quien –tras alguna experiencia como autora teatral– filmó Mi derecho (1920), reclamando el derecho de una mujer soltera a ser madre pese a la censura social.
Luego pasarían cuarenta años para que volviera a aparecer una realizadora: con los dramas raramente impostados Las furias (1960) y Las modelos (1963), Vlasta Lah (Vlasta Giulia Lah Rocchi, nacida en Italia en 1918 y casada con el director Catrano Catrani) se convirtió en la primera directora del cine argentino sonoro.
Dentro de la abundante producción de cortometrajes de esos años asoman, asimismo, los nombres de cuatro mujeres: la rosarina Mabel Itzcovich (que había estudiado cine en París y escribió en la prestigiosa revista Tiempo de cine), Paulina Fernández Jurado (quien también ejerció la crítica cinematográfica), María Esther Palant (directora de un corto sobre el escultor Agustín Riganelli) y Mercedes D’Adderio (autora en 1969 del corto Desayuno).
* Ya en la década del ’70, resultan más relevantes los aportes de María Herminia Avellaneda, Eva Landeck, Clara Zappettini y María Luisa Bemberg.
Avellaneda era egresada de la Escuela Nacional de Arte Dramático y había ingresado en 1955 al medio televisivo como asistente de Antonio Cunill Cabanellas, siendo becada después para perfeccionarse en España; a su regreso, fue premiada por programas televisivos como Yo soy usted y Los otros. A los 38 años emprendió su primer largometraje: Juguemos en el mundo (1971), con guión, actuación y canciones de su amiga María Elena Walsh. Nueve años después abordó una versión cinematográfica de Rosa… de lejos, el teleteatro escrito por Celia Alcántara que ella misma había dirigido en ATC (Canal 7).
Eva Landeck (Eva Fainsilberg Landeck) llegaba al cine después de estudiar filosofía en la UBA, fotografía con Pablo Tabernero y dirección de actores con Hedy Crilla y Augusto Fernándes. Aunque deseaba ser escritora y la atención de sus hijos la mantenían muy ocupada, por sugerencia de su marido se buscó tiempo para estudiar en la Asociación de Cine Experimental: allí, cuando un profesor desafió a los alumnos a realizar un largometraje, se propuso hacerlo. De esa manera, aprovechando la experiencia adquirida en la realización de seis cortos, entre agosto y octubre de 1973 filmó Gente en Buenos Aires, plasmando una historia de amor en una Buenos Aires marcada por la alienación y la violencia de los ’70, con Luis Brandoni e Irene Morack como protagonistas. Cuando se estrenó en agosto del año siguiente, obtuvo buenas críticas: “Utilizando una comparación musical –escribía La Prensa–, si La Patagonia rebelde era una cantata épica, Quebracho un fresco sinfónico y La tregua una extraña obra de cámara, Gente en Buenos Aires admite ser calificada como una sonata clásica”. Más accidentados fueron sus films posteriores, Ese loco amor loco (1977) y El lugar del humo (1978, rodado en Uruguay).
Desde que comenzó a  estudiar cine en la Universidad de La Plata a mediados de los ’60, Clara Zappettini se interesó por el montaje, pero un profesor (Antonio Ripoll) se encargó de decepcionarla: “Las mujeres no montan, sólo cortan negativos”, la intimidó. A pesar de todo, con el paso del tiempo –mediando estudios de perfeccionamiento en Italia y Estados Unidos–se convirtió en respetada montajista, productora y directora de TV, responsable de ciclos como Historias con aplausos. En 1979 dirigió su único largometraje: el discreto semidocumental Buenos Aires, la tercera fundación.
La progresiva inmersión en el mundo del cine de Bemberg fue producto de la perseverancia y estuvo rodeada de cierta polémica. Impulsora de la Unión Feminista Argentina, con sus cortos El mundo de la mujer (1972) y Juguetes (1978) ironizó sobre los estereotipos femeninos, y, al no quedar satisfecha con lo que los directores Raúl de la Torre y Fernando Ayala habían hecho con sus guiones para Crónica de una señora (1971) y Triángulo de cuatro (1975) respectivamente, resolvió asumir la dirección de su primer largometraje a los 58 años. Integrante de una acaudalada familia, muchos veían su tardía incursión en la realización como un capricho, pero terminó demostrando que tenía vocación y aptitudes: con sus más y sus menos, Momentos (1980), Señora de nadie (1982), Camila (1983/84, que consiguió una nominación al Oscar), Miss Mary (1986), Yo, la peor de todas (1990) y De eso no se habla (1993) son piezas de una obra coherente. Todas obtuvieron buena respuesta del público y reconocimientos en diversos festivales; para las tres últimas contó con figuras de relevancia internacional como Julie Christie, Dominique Sanda y Marcello Mastroianni.
Los cinco primeros films de Bemberg fueron producidos junto a Lita Stantic, quien, después de realizar en 1966 un par de cortos en 35 mm (con subsidios del Instituto de Cine y del Fondo Nacional de las Artes), comenzó a desempeñarse como asistente de dirección y jefa de producción. La única experiencia de Stantic en el largometraje como directora fue el riguroso Un muro de silencio (1993), protagonizado por Vanessa Redgrave.
* A fines de los ’80, tres nombres se suman a la lista de argentinas cineastas: Jeannine Meerapfel, Mercedes Frutos y Ana Poliak.
Perteneciente a una familia de judío-alemanes radicada en Argentina durante el nazismo, Meerapfel vivió en Argentina hasta los 21 años, luego estudió con Alexander Kluge en la Escuela de Cinematografía y Diseño de Ulm (Alemania), realizó varios cortos, ejerció la crítica y la docencia. En nuestro país filmó los largometrajes La amiga (1989, con Liv Ullman y Cipe Lincovsky), Amigomío (1994) y El amigo alemán (2012).
Tras estudiar cine y teatro, Frutos trabajó en publicidad, fue asistente y jefa de producción y realizó dos cortos. En 1984 dirigió el largometraje Otra esperanza, basado en un cuento de Adolfo Bioy Casares, adaptado junto a Ernesto Schoó. El film se estrenó doce años después.
Por su parte, Poliak dirigió dos cortos antes del largo documental ¡Que vivan los crotos! (1990), premiado en La Habana y estrenado cinco años más tarde. Luego hizo La fe del volcán (2001) y Parapalos (2004).
* Fuera del ámbito porteño, hubo varias directoras de cortos y mediometrajes: en Córdoba, Liliana Guillot, Amalia Bruno y Gladis Suez de Sadoff realizaron en 1972 Hip, hip… ufa y Sólo hay que saber mirar (documental sobre la problemática de las villas miseria), Liliana Malem en 1974 Eleonora que no llega (producida por la UNC) y Cristina Castricone, el mismo año, Aquí se respira bien; en la década siguiente, hicieron lo suyo Marta de la Vega, Alicia Porcel de Peralta y otras. En Rosario, en tanto, un breve recorrido lleva a los nombres de la guionista María Teresa León, la artista plástica Silvia Chirife (directora de Nunca más y Un día de playa, a fines de los ‘70) y las realizadoras Mary Hardcastle, Cristina Raschia, Laura Tasada, Claudia Cingolani, María Gloria Castagnaviz, Silvia Armentano, Daniela Bonelli, Cristina Centenaro, Gisella y Silvina Daldoss, Inés Fiorentini, Kina Levin, Lucrecia Mastrángelo, Juliana Raimunda, Cristina Raschia, Griselda Rodríguez Allievi, Verónica Rossi y María Langhi.
* Vale destacar, finalmente, que antes que la lista de realizadoras argentinas comenzara a expandirse a fines de los ’90 (cuando surgen Lucrecia Martel, Julia Solomonoff, Sandra Gugliotta, Gabriela David, Celina Murga, Albertina Carri, Lucía Puenzo y muchas más), ya venía desarrollando una intensa labor dentro del cine experimental Narcisa Hirsch, así como otras mujeres hacían su aporte al cine desde otros lugares, como guionistas (Beatriz Guido, Aída Bortnik), productoras (Dolly Pussi, Tita Tamames, Rosa Zemborain, Diana Frey, Sabina Sigler), vestuaristas o escenógrafas (Ponchi Morpurgo, María Julia Bertotto, Leonor Puga Sabaté), e incluso cortadoras de negativo, como Margarita Bróndolo: “¿Te acordás de Vlasta Lah? –le preguntaba a los noventa y pico de años a Moira Soto, cuando ésta la entrevistó para Página/12 en 2007–. Me hice amiga de ella. Se puso a hacer un corto por su cuenta. Filmaba cuando terminaba de trabajar, mandaba el material al laboratorio y al otro día yo limpiaba el negativo, lo mandaba a copiar. Cuando se iba toda la muchachada, yo tenía permiso de usar una moviola. Pero se armó una batahola porque los ayudantes del compaginador pensaron que les quería sacar el trabajo, no entendían que lo hacía por gusto. Lo que les molestaba era verme a mí en la moviola, porque resulta que sabía más que los que recién llegaban (…) Ay, yo te puedo hablar de la lucha de una mujer por trabajar en el cine. Fue tremendo. Ciento por ciento machista, no pudieron soportar verme trabajando y conversando con (Carlos) Rinaldi, (Armando) Discépolo, (Lucas) Demare, que me querían porque veían mi pasión por el oficio. Pero tuve que dejar con mucha pena la moviola porque eran muchos ánimos en contra. Me sentí muy mal por lo injusto de la situación. Algún día será, me consolaba, pero no fue”.

Fernando G. Varea

En la imagen, de izq. a der: Eva Landeck, María Luisa Bemberg, María Herminia Avellaneda, Lita Stantic y Vlasta Lah.

Anuncios

Los trabajos y los días

ARÁBIA
(2017; dir: João Dumans/Affonso Ucchôa)

El relato de la vida de un trabajador, con sus cambios de ánimo, su esfuerzo por sobrevivir, su melancolía a cuestas y sus eventuales momentos de felicidad: de eso se trata este sensible film brasilero, de efecto persistente, ganador de una Mención Especial en el BAFICI hace dos años y cuyos directores fueron premiados en IndieLisboa por “cuestionar con perspicacia la ideología del neoliberalismo” y “recordar la necesidad e inevitabilidad de una revolución a pesar de ser plenamente conscientes de que el hombre nunca será liberado del dolor del trabajo”.
Arábia comienza acompañando a un adolescente que va solo en bicicleta, luego cuida de su hermano menor y conversa con una tía que los visita. Cierto misterio ronda ese tramo: cuando, en un momento, le preguntan al más chico si cree en Dios, éste dice que, en el mundo violento e injusto en el que vivimos, es más fácil creer en el Demonio que en Dios. La reflexión, deslizada con serenidad, será una de las varias que el film esparcirá sin énfasis, pensamientos que sirven de apoyo a la taciturna visión de la vida en ciertos sectores de la sociedad que expresan las propias imágenes. Ya en ese segmento inicial hay cosas que no se dicen ni se muestran: por qué están ausentes los padres de los pibes, o qué pasó exactamente con un obrero fallecido, son hechos en los que los realizadores no se detienen porque no son lo que importa. Lo que sí asoman allí son detalles que aluden a la contaminación de una fábrica cercana, hecho que irá cobrando relevancia en el transcurso de la película.
Porque, en determinado momento, el joven descubre un cuaderno de notas escrito por el trabajador fallecido, a partir de lo cual Arábia se convierte en la narración que aquél hombre hizo de su propia vida. Un relato informal y sincero, contado con su propia voz, como si él mismo leyera en voz alta lo que escribió a pedido de ya se sabrá quiénes.
De ese modo iremos conociendo a Cristiano (ése era su nombre) y, a través suyo, a tantos trabajadores humildes propensos a atravesar experiencias parecidas, desde un despido arbitrario, un trabajo insalubre o el paso por la cárcel por algún delito menor, hasta distintas formas de generosidad y compañerismo, o la felicidad de un amor. Es notable cómo Dumans y Ucchôa saben darle espacio a elementos y situaciones importantes en la vida de alguien como Cristiano (y de hombres que él, de alguna manera, representa): por ejemplo una guitarra, o el hecho de poder dormir, disponiendo de un lugar y un horario adecuados.
Film sosegado y agridulce, tanto las canciones que lo cruzan como las referencias a la necesaria unión de los trabajadores, a algún líder sindical campesino y al propio Lula, resultan bienvenidas. Hay también respiros de humor, como el chiste del que se desprende el título de la película, o la discusión con un compañero camionero acerca de qué carga puede ser más o menos pesada, registrada en un solo plano fijo, sin dudas uno de los grandes momentos del cine reciente.
Arábia puede llevar a la desazón pero también a la comprensión: aunque el joven del comienzo casi no vuelve a aparecer, podemos pensar que lo que Cristiano dejó escrito en su cuaderno dejará huellas en él, convirtiéndolo en alguien más maduro y solidario. Como suele sucedernos a todos después de conocer la vida de otras personas.

Por Fernando G. Varea

https://katasiafilmes.wordpress.com/portfolio/arabia/

El vicepresidente maldito

EL VICEPRESIDENTE: MÁS ALLÁ DEL PODER
(Vice; dir: Adam McKay)

(Por GONZALO VILLALBA)
La trama de Vice se plantea como una vida ejemplar negra: algo así como el revés del self-made man que alimentó y alimenta (administración Trump mediante) el mito norteamericano de país pródigo en oportunidades. En tal sentido, la película de McKay se encarga de relatar cómo un don nadie, proclive a beber en exceso e iniciar pleitos –según retrata la secuencia inicial– asciende progresivamente hasta ocupar la cúspide gubernamental de la nación más poderosa del mundo, parafraseando aquí el discurso nacionalista de supremacía blanca dado al Cheney interpretado por Christian Bale. De ahí la intervención insistente de un misterioso personaje narrador en el film (de quien conoceremos recién en el desenlace su propia participación en los eventos de la trama), encargado de datar e hilvanar los episodios de la vida de Cheney que conforman su carrera ascendente hasta la vicepresidencia, hito final certificatorio de la fábula patriótica norteamericana de tierra de prosperidad asegurada.
Narrador verdaderamente locuaz, puesto que McKay no sólo le asigna referir los hechos del biografiado sino, también, le hace pronunciar largas alocuciones didácticas que recuerdan en demasía las lecciones brindadas por Francis Underwood en House of cards respecto de los entretelones del quehacer político en la Casa Blanca. Estos comentarios del narrador que ilustran al espectador sobre la sagacidad de Chaney y su articulación con la fantasmagoría de la bonanza de oportunidades intrínseca a los Estados Unidos, hacen explícita la intención de McKay de componer un retrato de hombre público que refleje el envés de los ideales norteamericanos. Reflejo que busca desembozadamente espejar la imagen del presidente actual con su eslogan ganador de Hacer grande a América otra vez (aludido en Vice con la cita del discurso del también republicano Ronald Reagan), cuya proclama abreva y distorsiona –si seguimos la tesitura de McKay– el mito de país dadivoso en posibilidades para el desarrollo individual.
La moraleja emerge, entonces, clara: pervertida la chance de progreso que provee la magnificencia de los Estados Unidos con la opción de Cheney por el Mal (o el Diablo, según la musa inspiradora declarada por Bale), el idílico self-made man resulta un monstruo. Anomalía corporeizada en el magnate despiadado que retrata Vice, presto para decidir –una vez lograda la hazaña de conquistar el poder político– la invasión y expropiación de los recursos de países periféricos, a fin de incrementar el propio patrimonio junto al de empresarios amigos. Cheney y Trump un solo corazón, sermonea recursivamente la película de McKay, aunque ese tono aleccionador pretenda ser escamoteado mediante breves intervalos de chistes y escenas de gags creadas ad hoc por el entrometido narrador del film.
De tal forma, si la puesta presenta la vida de Cheney como contraejemplo, la moraleja conlleva un llamado conservador a salvaguardar el american way of life, nuevamente amenazado por el arribo de otro magnate inescrupuloso a la Casa Blanca. Interpelación rayana con la moralina de poner la casa en orden, frustrante de la pretendida radicalidad autoproclamada por los realizadores de la película (aunque, claro, el gesto rebelde de la biografía no autorizada sirva para promocionar, y vender, entradas). Así, Vice está más próxima a Primary Colors por el común cuestionamiento indulgente sobre las formas de ejercicio del poder (en tanto la biopic de McKay expresa un malestar centrado en la actitud bravucona de Cheney), antes bien que la crítica de fondo al sistema político formulada por Welles en Citizen Kane. Es harto conocida la dificultad para lograr simbiosis entre el arte y la política; Vice no parece particularmente saber resolver con eficacia esa relación conflictiva.

10 años de Espacio Cine

Por razones un poco inescrutables, Rosario siempre ha sido reacia a generar espacios destinados a reflexionar y debatir sobre cine. El deseo de hacerse cargo de ese vacío, más el interés por reunir notas propias publicadas de manera dispersa en medios gráficos y sitios web los doce años previos (a las que se agregarían nuevas), fueron el punto de partida de Despertando a la vida, que pronto –al advertir que el título resultaba, para muchos, más esotérico que cinéfilo– pasó a ser Espacio Cine. Durante 2009 la publicación de artículos ya existentes se alternó con algunas críticas, junto a textos de Pablo Makovsky, Juan Aguzzi y Leandro Arteaga que tomé prestados con su autorización (agregándose, apenas iniciado el año, uno inédito sobre Historias extraordinarias escrito por Fernando Herrera). Sugerencias de amigos como Franco Falistoco y Guillermo Bruno ayudaron al diseño del blog. Lo que vino después fue una década de persistente trabajo, añadiéndose a los artículos o reportajes concebidos para otros medios muchos especialmente escritos para Espacio Cine.
Llegado a este punto, la sensación es un poco imprecisa, probablemente porque esta labor desarrollada en un medio tradicional hubiera deparado gratificaciones más tangibles (la posibilidad de ingresar gratis a salas de cine, por ejemplo). Pero mejor detenerse en algunas experiencias positivas que deparó el recorrido.

    • Cuando comencé a darle forma a Espacio Cine no sospechaba que, con el transcurso de los años, eso me permitiría conocer a tantos directores y profesionales del medio: el estadounidense John Gianvito (“Algunos dicen que ya no se ven protestas como las de principios de los ’70, pero el activismo organizado es ahora mucho más fuerte que entonces”), el portugués Miguel Gómes (“Tengo conexiones con argentinos muy diferentes, que creo que se odian un poco como pasa en los países donde no hay tanta plata y varios pelean por lo mismo”), la mexicana Paz Alicia Garciadiego (“Todo el cine de John Ford, cineasta excelso, es irreal; los diálogos de Humprey Bogart y Lauren Bacall en blanco y negro son irreales, nadie habla en la vida real con esa rapidez y precisión… hoy el cine está contaminado de realidad“), los españoles Oskar Alegría y Javier Rebollo (“Rosario me pareció una ciudad moderna, joven, algo dinamitada como Madrid: hay algunos edificios modernos que te hacen pensar que allí debió haber algún palacio maravilloso, como en el boulevard Oroño”), los argentinos Fernando Martín Peña (que alguna vez aceptó, muy dispuesto, a que publicara un texto suyo sobre Buster Keaton que había escrito en facebook), Sergio Wolf, Andrés Di Tella, Fernando Pino Solanas, Lita Stantic, Lisandro Alonso, Matías Piñeiro, Alejo Moguillansky, Mariano Llinás, Rodrigo Moreno, Ezequiel Acuña, Nicolás Herzog, Santiago Mitre, Gustavo Taretto, Pablo Giorgelli, Tomás Lipgot, Celina Murga, Benjamín Ávila, José Luis García, Alejo Hoijman, Hernán Rosselli, Rosendo Ruiz, Inés de Oliveira Cézar, Federico Pintos, Javier Olivera, Ariel Rotter, Benjamín Naishtat, Juan Villegas, Maximiliano Schonfeld, Sebastián Sarquís, Daniel Hendler, Ulises Rosell, Toia Bonino, Matías Rojo. También tuve oportunidad de hacerles un par de preguntas al filósofo y profesor de estética francés Jacques Rancière (cuando fue invitado a Rosario por la gente de Facultad Libre) y a la maestra del cine experimental Narcisa Hirsch (cuando acompañó el documental sobre su vida realizado por Daniela Muttis en Mar del Plata). No se trata únicamente de haber obtenido declaraciones de todos ellos para Espacio Cine (o para algún medio gráfico o radial): en la mayoría de los casos, fueron cálidas charlas que recuerdo entrañablemente. Finalmente, vale agregar las entrevistas por mail que pude hacerles a Nicolás Prividera, Milagros Mumenthaler, Lucrecia Martel (a quien pude saludar personalmente años después, en Rosario, e incluso volverla a entrevistar brevemente en Mar del Plata) y a Manuel Antín. No hace mucho descubrí que una de las declaraciones que había hecho Antín para Espacio Cine era citada en una edición en inglés de Adán Buenosayres.

    • Estar atento a la producción audiovisual santafesina me permitió conocer a muchos realizadores locales y seguir su evolución. Ya en febrero de 2009 recabé testimonios de los ganadores del 1º Concurso de Proyectos de Producción y Realización Audiovisual organizado por la Secretaría de Producciones e Industrias Culturales de Santa Fe, dependiente del Ministerio de Innovación y Cultura: Lucrecia Mastrángelo (sobre Sexo, dignidad y muerte, que por su vigencia continúa proyectándose), Federico Actis (que con Los teleféricos no dejó de recibir premios y elogios), Francisco Matiozzi Molinas (quien me conmovería años después con Murales, el principio de las cosas), Sonia Helman (quien contaba que a los 12 años le regalaron una cámara de 8 mm y que posteriormente empezó a “editar con tijerita”), María Langhi (que recordó los programas dobles del cine Roma de Santa Fe al que asistía con su hermano), Pablo Romano (que definía Los nueve puntos de mi padre como un “registro documental sobre un fantasma que hace de las suyas en una familia pequeño burguesa”), Nicolás Font (quien deseaba lograr con su corto que “mucha gente quiera que la Vigil exista”), Andrés Nicolás (que daba como referencias cinéfilas a “Walt Disney y Leonardo Favio”) y, entre otros, los animadores Diego Rolle (que contaba cómo haber visto Los cazafantasmas a los 6 años lo impulsó a dibujar su primera historieta) y Pablo Rodríguez Jáuregui (a quien tuve el gusto de entrevistar largamente unos años después). En dicha encuesta, Fernando Herrera (con quien programamos ciclos en La Nave y el CCPE, y cuyos aportes fueron siempre valiosos para mejorar el blog) anticipaba su noble serie documental Punto Qom, en tanto Juan Mascardi, mientras se disponía a comenzar Sustancias elementales, recordaba cómo lo había impresionado, a los 9 años, ver el público gritando durante una exhibición de Evita (Quien quiera oír que oiga), y cómo, durante su infancia, “compraba la revista TV Guía y me estudiaba las programaciones de todos los canales de TV”. Entre los participantes de la encuesta figuraban, además, Iván Fund (cuyos proyectos, siempre deseables, continuarían frecuentando festivales y me llevarían a seguir entrevistándolo) y la inolvidable Mónica Chirife, quien deseaba que su micro documental Una ciudad para todos “sirva para crear conciencia y transformar una realidad y una actitud”. Con la continuidad de Espacio Cine, iría al encuentro de otros santafesinos a lo largo de los años: Julia Solomonoff (a quien había conocido colaborando en un seminario que dirigió para Facultad Libre en 2006), Raúl Beceyro (que entrevisté en un BAFICI), el prestigioso artista rosarino Adrián Villar Rojas (“Tenemos que acostumbrarnos a la idea de que cada centímetro de la Tierra y del universo simbólico humano es un campo de batalla”), la guionista Alicia Giménez Guspi (“Ni en mis mejores fantasías había imaginado lo que se puede sentir cuando el público ríe o aplaude con lo que uno creó”), Mario Piazza (inolvidable la experiencia de ver sus primeros cortos, exhibidos en super 8 y 16 mm, en el Festival de Mar del Plata), el talentoso Esteban Tolj. Igualmente, daría cuenta de la obra de Gustavo Galuppo (que aportó un par de textos para el blog y cuyas agitadas producciones audiovisuales no dejaron de despertar interés en los festivales, las más recientes junto a Carolina Rímini), Rubén Plataneo (notable realizador y frecuente lector de lujo de Espacio Cine), Florencia Castagnani, Diego Fidalgo, Gustavo Postiglione, Rodrigo Grande, Diego Castro, Milton Secchi, Ariel Luque, Sandra Martínez, Arturo Marinho, Juan Diego Kantor, Francisco y Pablo Zini, Claudio Perrín, Lisa Caligaris, Patricio Carroggio, Cristian Cabruja, Arturo Castro Godoy, Juan Pablo Buscarini, Hugo Grosso, Héctor Molina, Néstor Zapata, Esteban Trivisonno, Walter Becker, Estefanía Clotti, e incluso algunos que conocí como alumnos antes que comenzaran a destacarse como realizadores, como Máximo Huerta y Juan Linch. En varias ocasiones gente del medio local fue convocada para elegir las mejores películas del año, fueron difundidos sus proyectos (los del entusiasta productor Javier Matteucci, del director galvense de Pizza, birra y cortos Adrián Culasso o de los jóvenes Lisandro Giampietro y Alejandro Torriggino, en una nota sobre cineastas que también se dedican a la música y la escritura) o se abrió con ellos algún debate (como el organizado en agosto de 2015 en torno al posible dilema cine y/o series, o el año pasado sobre la programación de nuestras pantallas públicas).

    • Uno de los propósitos iniciales fue abrir el espacio a diversos columnistas, entendidos o interesados en el cine: a artículos de los ya mencionados Makovsky, Aguzzi, Arteaga y Herrera (incluyendo uno sobre un film de Cronenberg que este último elaboró junto a Agostina Guma) fueron agregándose otros firmados por Marcelo Vieguer, Alejandro Hugolini y Diego Barcia. Pero seguramente lo más estimulante fue el aporte de algunos jóvenes, egresados de Letras o Periodismo, que aceptaron o propusieron escribir para Espacio Cine: Ignacio Fosco (en torno al Festival de Cine de Mar del Plata de 2009), Martín Fraire (a partir de octubre del año siguiente, con una crítica de Enterrado), Javier Rossanigo (después de haber dejado un extenso y lúcido comentario lo invité a escribir y comenzó a hacerlo en febrero de 2013, sobre El árbol de la muralla) y Gonzalo Villalba (a partir de agosto de 2014, sobre 7 Cajas), colaboradores con los que terminé entablando una relación de confianza y amistad.

    • Espacio Cine surgió en tiempos de efervescencia de los blogs. Tal vez por eso, en los primeros años casi no hubo posteo que no fuera escoltado por comentarios de los lectores, agitándose polémicas en torno a críticas como las de Avatar, Miss Tacuarembó o Batman – El caballero de la noche asciende (que reunió 45 comments). En la difusión ayudaron mucho el boletín electrónico Cineastas Rosarinos que administraba Mario Piazza, el sitio Todas Las Críticas, ocasionalmente algún colega que se hacía eco de determinado artículo, y finalmente las redes sociales. Mi entrevista a Marcelo Panozzo (realizada cuando visitó Rosario como director artístico del BAFICI), al ser replicada por amigos suyos en facebook y twitter, resultó uno de los posteos con más visitas, y algo similar ocurrió cuando, en abril de 2017, después de ser removido de su cargo el presidente del INCAA, Alejandro Cacetta (vislumbrándose recortes presupuestarios y la retirada del rector de la ENERC, Pablo Rovito), reuní declaraciones de realizadores, productores, actores, docentes e investigadores, que obtuve de diversas fuentes (curiosamente, el periodista responsable de la improvisada denuncia televisiva que provocó esas renuncias, Eduardo Feinmann, retwitteó el link de la nota argumentando “hay que escuchar todas las voces”). Pero lo cierto es que los hábitos fueron cambiando y hoy –cuando rápidos vistazos desde el teléfono celular a las imágenes de instagram o a los mensajes de whatsapp reemplazan los minutos que puede demandar la reflexiva lectura de un texto– se escribe y se publica sin saber muy bien quiénes, cuántos y cómo leen. Procurando algo novedoso, en algún momento comencé a rescatar y compartir material proveniente de antiguos diarios y revistas, desde chistes de Fontanarrosa sobre cine publicados en Clarín hasta la crítica de Horacio Verbitsky de El romance del Aniceto y la Francisca o una de las últimas entrevistas a Hugo del Carril. No sé si esos artículos salvados del olvido despertaron entusiasmo en quienes los descubrieron, pero fue una práctica que disfruté especialmente, como un chico que muestra a sus amigos una figurita difícil. Tal vez esos recursos (investigar, acudir a la Historia, salir de la pereza de restringirse a lo que ofrece la web, considerar lo que otros han escrito) respondan, en definitiva, a la necesidad de intentar algo distinto o de publicar lo que uno desearía frecuentar en la web.

      Quien haya llegado a leer hasta acá habrá podido apreciar que Espacio Cine ha sido el resultado de una continuidad de encuentros, ansiedades y altibajos. Confío que parte de lo acopiado aquí, durante estos diez años, haya sido de utilidad para los lectores.

      Fernando G. Varea

Cine 2018: Imágenes e historias para recordar

Espacio Cine cumple 10 años. Como desde un principio, nos entusiasma reunir opiniones que contribuyan a la discusión sobre cualquier aspecto vinculado a la producción audiovisual. En este caso (y por novena vez) convocamos a críticos, realizadores, productores, programadores e investigadores para que seleccionen los largometrajes más valiosos, innovadores o arriesgados del año, entre los estrenados en salas, en festivales, en dvd o en streaming (con la opción de destacar, asimismo, una serie, un programa de TV, un corto, un videoclip o una reposición). Cabe aclarar que algunos se disculparon por no poder participar o no respondieron a la invitación. Queda para otro momento algún tipo de reflexión, a modo de balance, sobre los 10 años del blog. En principio, agradezco profundamente a todos los colegas y lectores cinéfilos que han apoyado a Espacio Cine durante todo este tiempo.
Van entonces, a continuación, las películas más votadas y las preferidas de cada uno de los consultados (incluyendo, al final, las mías). Los resultados no sólo pueden servir para rescatar del vértigo informativo determinados títulos y nombres, poner atención en ellos, conocerlos y valorarlos, sino, además, para advertir temáticas y géneros predominantes, descubrir novedades estilísticas y revelaciones, o ratificar las inquietudes de directores ya conocidos. En la selección conviven obras de creadores de distintas procedencias y generaciones, miradas sensibles sobre personajes complejos, documentales rigurosos con la verdad como meta, ficciones y animaciones que celebran el espíritu de aventura, el amor y el sentido del humor, cáusticas exploraciones por la naturaleza humana y por los recodos de la Historia: ojalá todos esos elementos estimulantes y positivos nos permitan recordar de lo que somos capaces –como artistas, como ciudadanos, como personas– para confiar en un año mejor.
FGV

Cantidad de votos y películas correspondientes:
23: EL HILO FANTASMA (Phantom Thread, Paul Thomas Anderson)
15: EL SILENCIO ES UN CUERPO QUE CAE (Agustina Comedi)
12: COLD WAR (Pawel Pawlikowski); ROMA (Alfonso Cuarón); TRES ANUNCIOS PARA UN CRIMEN (Three Billboards Outside Ebbing, Missouri, Martin McDonagh)
11: EL ÁNGEL (Luis Ortega); ISLA DE PERROS (Isle of dogs, Wes Anderson)
9: LA FLOR (Mariano Llinás); LUCKY (John Carroll Lynch); MISIÓN: IMPOSIBLE – REPERCUSIÓN (Christopher McQuarrie); ROJO (Benjamín Naishtat)
8: PROYECTO FLORIDA (The Florida Project, Sean Baker); VISAGES VILLAGES (Agnès Varda/JR)
7: COCO (Lee Unkrich/Adrián Molina); EL LEGADO DEL DIABLO (Hereditary, Ari Aster)
6: EL LIBRO DE IMAGEN (Le Livre d’image, Jean-Luc Godard); LÁZZARO FELICE (Alice Rohrwacher); TRANSIT (Christian Petzold).
5: BOHEMIAN RAPSODY (Bryan Singer); BURNING (Lee Chang-Dong); EL INFILTRADO DEL KKKLAN (BlacKkKlansman, Spike Lee); FAMILIA SUMERGIDA (María Alché); LA VENDEDORA DE FÓSFOROS (Alejo Moguillansky); PIAZZOLLA, LOS AÑOS DEL TIBURÓN (Daniel Rosenfeld); NO INTENSO AGORA (João Moreira Salles); THE OTHER SIDE OF THE WIND (Orson Welles); WESTERN (Valeska Grisebach)
4: 15:17 TREN A PARÍS (The 15:17 to Paris, Clint Eastwood); AS BOAS MANEIRAS (Marco Dutr/Juliana Rojas); EL MOTOARREBATADOR (Agustín Toscano); LA BALADA DE BUSTER SCRUGGS (The Ballad of Buster Scruggs, Joel y Ethan Coen); LLÁMAME POR TU NOMBRE (Call me by your name, Luca Guadagnino); TEATRO DE GUERRA (Lola Arias); THE POST: LOS OSCUROS SECRETOS DEL PENTÁGONO (The Post, Steven Spielberg); VERANO 1993 (Estiu 1993, Carla Simon)

BENJAMÍN NAISHTAT
Realizador (Rojo, Premio a Mejor Director en San Sebastián)
Familia sumergida (M.Alché) – El hilo fantasma (P.T.Anderson) – El motoarrebatador (A.Toscano) – Ultra-reve (Y.Gonzalez/B.Mandico/C.Poggi/J.Vinel)

JUAN VILLEGAS
Realizador (Sábado, Los suicidas, Las Vegas), crítico (Revista de Cine)
Paddington 2 (P.King) – Cetáceos (F.Percia) – El hilo fantasma (P.T.Anderson) – Familia sumergida (M.Alché) –  Una ciudad de provincia (R.Moreno)

PAULO PÉCORA
Realizador (El sueño del perro, Marea baja), guionista, periodista
Verano 1993 (C.Simón) – Visages Villages (A.Varda/JR) – El silencio es un cuerpo que cae (A.Comedi) – 24 cuadros (A.Kiarostami) – Adiós entusiasmo (V.Durán) – Familia sumergida (M.Alché) – La cama (M.Lairana) – La vendedora de fósforos (A.Moguillansky) – Mochila de plomo (D.Mascambroni) – No intenso agora (J.Moreira Salles)

EDUARDO A. RUSSO
Crítico, investigador,  director del Doctorado en Artes de la FBA-UNLP,  autor de Diccionario de Cine, El cine clásico y otras publicaciones
Almas muertas (W.Bing) – El hilo fantasma (P.T.Anderson) – El libro de imagen (J.L.Godard) – The Other Side of the Wind (O.Welles) – El silencio es un cuerpo que cae (A.Comedi) – Lucky (J.C.Lynch) – The Florida Project  (S.Baker) – Roma (A.Cuarón) – Song of Granite (P.Collins) – Verano 1993 (C.Simon)
Mención especial:
Para la serie Mindhunter y los documentales Me amarán cuando esté muerto/El corte final de Orson (complementos de The Other Side of the Wind)

FERNANDO JUAN LIMA
Crítico (La autopista del sur), abogado, ex vicepresidente del INCAA
Lazzaro Felice (A.Rohrwacher) – Las hijas del fuego (A.Carri) – Transit (C.Petzold) – La flor (M.Llinás) – La película infinita (L.Listorti) – El silencio es un cuerpo que cae (A.Comedi) – Borrá todo lo que dije del amor porque no sabía bien quién era (G.Pico) – El ángel (L.Ortega) – Familia sumergida (M.Alché) – Mochila de plomo (D.Mascambroni)
Mención especial:
Filmoteca, temas de cine, el genial programa de Peña y Manes. Por lejos, lo mejor de la TV. Siempre excelente; la incorporación de Roger Koza ha sido un gran acierto.

GONZALO AGUILAR
Docente (UBA), investigador, autor de Otros mundos. Un ensayo sobre el nuevo cine argentino y  Más allá del pueblo. Imágenes, indicios y políticas del cine
Visage Villages (A.Varda/JR) [Otro gran viaje de Agnès Varda por el interior de Francia y por el rostro humano] – Inflitrado del KKKLan (S.Lee) [Genial relectura de la tesis de Haz lo correcto, ahora desde el punto de vista de nuestra ambigüedad frente a la ley] – Isla de perros (W.Anderson) [Exilios, biopolítica, catástrofe ecológica, autoritarismo y soberanía: todos estos temas en stop motion] – La vendedora de fósforos (A.Moguillansky) [¡Otro slapstick intelectual de Moguillansky con música de Schubert!] – El ángel (L.Ortega) [Pese a su dificultad para comprender el padecimiento de las víctimas, es como subir a una montaña rusa y una lectura original de la década del 70] – Black Panther (R.Coogler) [Por fin un superhéroe que redime al continente africano y que muestra los poderes de la cultura afro con una mirada marveliana] – Stefan Zweig: adiós a Europa (M.Schrader) [Proeza: hacer una película interesante y con una reconstrucción sólida del mundo intelectual de los años 30] – El libro de imagen (J.L.Godard) [Godard es Godard] – Godard, mon amour (M.Hazanavicius) [Y… Godard es Godard] – Bohemian Rapsody (B.Singer) [Pésima película pero redimida por un genio deslumbrante y arrollador: don’t stop me now!] – Custodia compartida (X.Legrand) [Un retrato perfecto de la violencia familiar y de género, que juega con los prejuicios y las expectativas convencionales del espectador] – No intenso agora (J.Moreira Salles) [Un poco narcisista, pero la mejor conmemoración de Mayo del 68]
Mención especial:
El video de Thelma Fardin exhibido por el colectivo de actrices en el que denuncia la violación a la que fue sometida. El nuevo cine argentino está en la antesala de este excepcional corto que combina puesta en escena y testimonio, ficción (en el sentido de construcción) y afectividad, telenovela y cinema verité.

RAFAEL SPREGELBURD
Actor (El hombre de al lado, El crítico, Zama, Unidad XV), director teatral
La flor (M.Llinás) – Unidad XV (M.De Salvo) – La vendedora de fósforos (A.Moguillansky) – Cetáceos (F.Percia) – No viajaré escondida (P.Zubizarreta) – Rescate en Entebbe (J.Padilha) – La otra piel (I.de Oliveira Cézar) – Ocean’s 8 (G.Ross) – Misión Imposible: Repercusión (C.McQuarrie) – Perdida (A.Montiel)

ROGER KOZA
Crítico (La voz del interior, Revista Ñ), programador (DocBuenosAires, Filmfest Hamburg, Viennale, FICIC)
El libro de imagen (J.L.Godard) – La flor (M.Llinás) – Western (A.Girsebach) – El hilo fantasma (P.T.Anderson) – The Florida Project (S.Baker) – Transit (C.Petzold) – Misión Imposible: Repercusión (C.McQuarrie) – Jeannette: La infancia de Juana de Arco (B.Dumont) – Llámame por tu nombre (L.Guadagnino) – El lugar del silencio (J.Krasinski)
[Por haber participado en otras encuestas, en ésta, a la vieja usanza me circunscribí a los estrenos comerciales en sala, mencionados por orden de prioridad]
Mención especial:
Debido a que el editor de Espacio Cine ha escrito un confiable y laborioso libro sobre el cine y la dictadura, agrego aquí una lista de 5 libros de cine publicados en Argentina en el 2018 que me resultan excepcionales, sin orden de prioridad: Imitación de una vida (Tabbia); Adiós cine, bienvenida cinefilia (Rosenbaum); Obra y vida de Sarmiento en el cine (Suárez); Cine y dinero. Imaginarios ficcionales y sociales en Argentina (Visconti); Después del nuevo cine. Diez miradas en torno al cine argentino contemporáneo (VVAA).

MARCELA GAMBERINI
Licenciada en Letras, crítica (Con los ojos abiertos, Subjetiva), docente
Lazzaro felice (A.Rohrwacher) – Verano 1993 (C.Simon) – La flor (M.Llinás) – El hilo fantasma (P.T.Anderson) – El ángel (L.Ortega) –  Burning (L.Chang-dong) – Buenos aires al Pacífico (M.Donoso) – Visages Villages (A.Varda/JR) – As boas maneiras (J.Rojas/M.Dutra) – El silencio es un cuerpo que cae (A.Comedi)
Mención especial:
El marginal (escrita por Adián Caetano y dirigida por Luis Ortega)

FERNANDO KRICHMAR PORTO
Realizador (Seré millones, El futuro llegó, El camino de Santiago), integrante de DOCA
1) Venían a buscarme (A.de la Barra). 2) El silencio es un cuerpo que cae (A.Comedi). 3) Ata tu arado a una estrella (C.Guarini). 4) El sabor del Cemento (Z.Kalthoum, vista en la muestra DOCA). 5) La Boya (F.Spiner).  6) Pabellón 4 (D.Gachassin). 7) Teatro de Guerra (L.Arias). 8) La noche de 12 años (Á.Brechner). 9) El espanto (P.Aparo/M.Benchimol). 10) De Regreso a Coronel Vallejo (C.Castro)
Mención especial:
Bohemian Rapsody, No viajaré escondida, Yo Sandro, Toda esa sangre en el monte, Viaje a los pueblos fumigados, Miró: las huellas del olvido, Piazzola: los años del Tiburón y las series Better Call Saul, Happy Valley y Narcos: Mexico (no veo tantas).

CÉSAR MARANGHELLO
Investigador, autor de Breve historia del cine argentino, Eva Duarte, más allá de tanta pena y otros libros
Cold War (P.Pawlikowski) – El hilo fantasma (P.T.Anderson) – El motoarrebatador (A.Toscano) – El silencio es un cuerpo que cae (A.Comedi) – Invisible (P.Giorgelli) – La vendedora de fósforos (A.Moguillasky) – Mochila de plomo (D.Mascambroni) – Nuestra hermana menor (H.Kore-eda) – Rojo (B.Naishtat) – Vendrán lluvias suaves (I.Fund)
Mención especial:
Paddington 2, de Paul King, y La Boya, de Fernando Spiner.

TERESA ARREDONDO
Realizadora (Sibila, codirectora de Las Cruces)
Chuva e cantoria na aldeia dos mortos (J.Salaviza/R.N.Messora) – What You Gonna Do When the World’s on Fire? (R.Minervini) – The image you missed (D.Foreman) – Erased, ascent of the invisible (G.Halwani) – Cassandro el exótico! (M.Losier) – Braquer Poitiers (C.Schmitz) – Los reyes (B.Perut/I.Osnovikoff) – Los sueños del castillo (R.Ballesteros) – El silencio es un cuerpo que cae (A.Comedi)
Mención especial:
Es del 95 pero la vi este año en Mar del Plata y me pareció maravillosa: Out of the present (Andrei Ujica)

TOMÁS LIPGOT
Realizador (Moacir, Vergüenza y respeto, Viva el palíndromo)
All inclusive (D. y P.Levy) – Bohemian Rapsody (B.Singer) – El silencio es un cuerpo que cae (A.Comedi) – Entre dos aguas (I.Lacuesta) – Isla de perros (W.Anderson) – Joel (C.Sorín) – Rojo (B.Naishtat) – Sonita (S.Alizadeh) – Una mujer fantástica (S.Lelio) – Yuli (I.Bollaín)
[por estricto orden alfabético]

NICOLÁS HERZOG
Realizador, guionista (Orquesta roja, Vuelo nocturno. La sombra del Gallo)
1- Rojo (B.Naishtat). 2- Coco (L.Unkrich/A.Molina). 3- Cold War (P.Pawlikowski). 4- Transit (C.Petzold). 5- Invisible (P.Giorgelli). 6- Pabellón 4 (D.Gachassin). 7- Tres anuncios para un crimen (M.McDonaugh). 8 – The Party (S.Potter). 9-  La flor (M.Llinás). 10- 120 pulsaciones por minuto (R.Campillo)

MARCOS VIEYTES
Crítico (Calanda), autor de Subjetiva de nadie
El hilo fantasma (P.T.Anderson) – Cold War (P.Pawlikowski) – Llámame por tu nombre (L.Guadagnino) – Lucky (J.C.Lynch) – El ornitólogo (J.P.Rodrigues) – Todo el año es navidad (N.Frenkel) – Western (V.Grisebach) – El justiciero 2 (A.Fuqua) – La balada de Buster Scruggs (Hnos.Coen) – El depredador (Sh.Black)

EMILIO BELLON
Licenciado en Letras, crítico (Radio Rosario Clásica), docente (UNR)
1945 (F.Tôrôk) – Transit (C.Petzold) – Visages, villages (A.Varda/JR) – Cold War (P.Pawlikowski) – El repostero de Berlín (O.E.Graizer) – El hilo fantasma (P.T. Anderson) – Lucky (J.C.Lynch) – The place / Los oportunistas (P. Genovese) – Roma (A.Cuarón) – Stefan Zweig, adiós a Europa (M.Schrader)
Mención especial:
Sin dejar huellas (E.Zonca) y las reposiciones de films dados a conocer en sala Arteón, actualmente programa Jorge Debiazzi, y en cine El Cairo, particularmente lo que compete a las funciones de Amigos de El Cairo y el ciclo-homenaje a Marcello Mastroianni.

ESTEBAN TRIVISONNO
Realizador, guionista, director de Tito (que compitió este año en el BAFICI)
The Florida Project (S.Baker) – El hilo fantasma (P.T.Anderson) – Lady Macbeth (W.Oldroyd) – Rojo (B.Naishtat) – Dry Martina (Che Sandoval) – Hereditary (A.Aster) – Tres anuncios por un crimen (M.McDonagh) – The tale (J.Fox) – Yo, Tonya (C.Gillespie) – El sacrificio del ciervo sagrado (Y.Lanthimos)
Mención especial:
Killing Eve (BBC América)

LEANDRO ARTEAGA
Crítico, periodista (Rosario/12, Radio Universidad Rosario, 5Rtv), docente
15:17 Tren a Paris (C.Eastwood) – Aterrados (D.Rugna) – El libro de imagen (J.L.Godard) – El sacrificio del ciervo sagrado (Y.Lanthimos) – El ángel (L.Ortega) – Infiltrado del KKKLan (S.Lee) – Isla de perros (W.Anderson) – La rueda de la maravilla (W.Allen) – Nuestra hermana menor (H.Kore-eda) – Teatro de guerra (L.Arias)
Mención especial:
El cine como promesa (Sans Soleil, 2018), libro de Gustavo Galuppo.

MARIANO LUQUE
Realizador (Salsipuedes, Otra madre, Los árboles), integrante del Colectivo de Cineastas
El hilo fantasma (P.T.Anderson) – The Post: Los oscuros secretos del Pentágono (S.Spielberg) – Vendrán lluvias suaves (I.Fund) – El silencio es un cuerpo que cae (A.Comedi) – Entre dos aguas (I.Lakuesta) – Infinite football (C.Porumboiu)

PATRICIO CARROGGIO
Fotógrafo, realizador (El perro de Ituzaingó, Siempre es tarde)
15:17 Tren a Paris (C.Eastwood) – El primer hombre en la luna (D.Chazelle) – La flor (M.Llinás) – Western (V.Grisebach) – Lucky (J.C.Lynch) – Julia y el zorro (I.M.Barrionuevo) – Inflitrado del KKKLan (S.Lee) – Han Solo: una historia de Star Wars (R.Howard)

OSCAR CUERVO
Periodista (Radio Gráfica, blogs Taller La Otra y KBSAS)
As boas maneiras (M.Dutra/J.Rojas) – An elephant sitting still (Hu Bo) – El ángel (L.Ortega) – Corsario (R.Perrone) – Did you wonder who fired the gun? (T.Wilkerson) – The season of the devil (L.Díaz) – Lady Macbeth (W.Oldroyd) – La desaparición (Pororoca) (C.Popescu) – El silencio es un cuerpo que cae (A.Comedi) – Mujer nómade (M.Farina)

FERNANDO LUIS PUJATO
Crítico (Perro Blanco, La furia umana), autor del libro Hacia lo que vendrá, escritos desde el cine
The Other Side of the Wind (O.Welles) – Ash is Purest White (J.Zhang-ke) – 3 Faces (J.Panahi) – What You Gonna Do When the World´s on Fire? (R.Minervini) – Milla (V.Massadian) – Una storia Volatile (C.Vestroni) – The Impossible Picture (S.Wollner) – El silencio es un cuerpo que cae (A.Comedi) – Lazzaro felice (A.Rohrwacher) – Lucky (J.C.Lynch)

GUILLERMO BRUNO
Crítico de cine y teatro (LT8, FM La Red, Radio 10)
1) Tres anuncios para un crimen (M.McDonaugh) – 2) Llámame por tu nombre (L.Guadagnino) – 3) El hilo fantasma (P.T.Anderson) – 4) Una mujer fantástica (S.Lelio) – 5) Bohemian Rapsody (B.Singer) – 6) El ángel (L.Ortega) – 7) El repostero de Berlín (O.E.Graizer) – 8) The Post: Los oscuros secretos del Pentágono (S.Spielberg) – 9) Cold War (P.Pawlikowski) – 10) Coco (L.Unkrich/A.Molina)
Mención especial:
Para tres documentales nacionales: El silencio es un cuerpo que cae (A.Comedi), Piazzolla, los años del tiburón (D.Rosenfeld) y Testigo de otro mundo (A.Stivelman)

CRISTIAN OLIVA
Periodista, administrador del sitio Central Mutante
Mandy (P.Cosmatos) – Isla de perros (W.Anderson) – Roma (A.Cuarón) – Tully (J.Reitman) – Black Panther (R.Coogler) – Cold War (P.Pawlikowski) – El hilo fantasma (P.T.Anderson) – Hereditary (A.Aster) – Misión Imposible – Repercusión (C.McQuarrie) – Burning (L.Chang-dong)
Mención especial:
Desenterrando Sad Hill, de Guillermo de Oliveira.

GABRIEL GUILLAUMET
Realizador, director de fotografía, docente (UAI Rosario, ISCAA Santa Fe)
Lazzaro felice (A.Rohrwacher) – La balada de Buster Scruggs (Hnos.Coen) – The Other Side of the Wind (O.Welles) – Hilda (serie animada de Kurt Mueller & cía)
Mención especial:
Roma (A.Cuarón)

DIEGO FIDALGO
Realizador (Hombres de ideas avanzadas, El origen del pudor, Fotosíntesis), productor (Oxímoron)
Ata tu arado a una estrella (C.Guarini) – La flor (M.Llinás) – Rojo (B.Naishtat) – Toda esta sangre en el monte (M.Céspedes) – Tres anuncios para un crimen (M.McDonaugh) – Triple crimen (R.Plataneo) – Visages Villages (A.Varda/JR)

ARTURO MARINHO
Realizador, productor (Detrás de la línea amarilla, El amansador, Amadoras)
Rojo (B.Naishtat) – Roma (A.Cuarón)

JUAN PABLO RUSSO
Crítico, director de Escribiendo Cine
Rojo (B.Naishtat) – El ángel (L.Ortega) – El silencio es un cuerpo que cae (A.Comedi) – El motoarrebatador (A.Toscano) – Teatro de guerra (L.Arias) – El hilo fantasma (P.T.Anderson) – La noche de 12 años (Á.Brechner) – Pantera Negra (R.Coogler) – Yo soy Simón (G.Berlanti) – No intenso agora (J.Moreira Salles)
Mención especial:
La casa de las flores, de Manolo Caro (Netflix)

GISELA MANUSOVICH
Licenciada en Artes, docente (UBA), crítica (El cine en la mirada)
Cold War (P.Pawlikowski) – El hilo fantasma (P.T.Anderson) – El motoarrebatador (A.Toscano) – Impuros (D.Najenson/F.Mujica) – La cama (M.Lairana) – Los 120, la brigada del café (M.L.Vásquez) – Mujer nómade (M.Farina) – The Florida Project (S.Baker) – Rojo (B.Naishtat) – Verano 1993 (C.Simón)
Mención especial:
Quincy (Netflix)

ALEJANDRO PEREYRA
Director de fotografía (El asadito, El investigador de ciudades, La guayaba, Umbral), escritor
Lucky (J.C. Lynch) – La vendedora de fósforos (A.Moguillansky) – Roma (A.Cuarón) – La flor (M.Llinás) [Sólo vi los dos primeros capítulos] – The Other Side of the Wind (O.Welles)
Mención especial:
Quisiera señalar también una película que aunque no fue estrenada este año yo sí vi en el 2018 y me interesa recomendar: Qué difícil es ser un dios (2013).

MARCELO VIEGUER
Licenciado en Comunicación Audiovisual, docente (UCA, EPCTV)
Tres anuncios para un crimen (M.McDonagh) – Lazzaro felice (A.Rohrwacher) – Un lugar en silencio (J.Krasinski) – El sacrificio del ciervo sagrado (Y.Lanthimos) – Hereditary (A.Aster) – Custodia compartida (X.Legrand) – 15:17 Tren a Paris (C.Eastwood) – Detroit: zona de conflicto (K.Bigelow) – Todo el dinero del mundo (R.Scott) – El Justiciero 2 (A.Fuqua) – First Reformed (P. Schrader)
Mención especial:
Las series The Americans -Season 6 (estadounidense) y Dark (alemana).

FERNANDO HERRERA
Realizador, crítico (Radio Nacional, Mirar y ver)
1) El hilo fantasma (P.T.Anderson) – 2) Lucky (J.C.Lynch) – 3) Cold War (P.Pawlikowski) – 4) Tres anuncios para un crimen (M.McDonagh) – 5) Piazzolla: los años del tiburón (D.Rosenfeld) – 6) Roma (A.Cuarón) – 7) La flor (M.Llinás) – 8) The Florida Project (S.Baker) – 9) 1945 (F.Tôrôk) – 10) 120 pulsaciones por minuto (R.Campillo)
Mención especial:
Entre las series quiero destacar tres: Cobra Kai, Hill House y Maniac.

LUIS FITTIPALDI
Actor, director teatral, director de Rosariocine
1- Tres anuncios para un crimen (M.McDonaugh). 2- La forma del agua (G.del Toro). 3- Las horas más oscuras (J.Wright). 4- Yo soy Tonya (C.Gillespie). 5- Perfectos desconocidos (versión Alex de la Iglesia). 6- Lucky (J.C.Lynch). 7- Un lugar en silencio (J.Krasinski). 8- Esto no es un golpe (S.Wolf). 9- Animal (A.Bo). 10- Jiro Dreams of Sushi (documental japonés de Netflix que me parece maravilloso)

LUCIANO REDIGONDA
Programador (Centro Audiovisual Rosario), realizador (Clandestina, Mapamundi)
Visages Villages (A.Varda/JR) – Inflitrado del KKKLan (S.Lee) – The Florida Project (S.Baker) – La vendedora de fósforos (A.Moguillansky) – Piazzolla: los años del tiburón (D.Rosenfeld) – Lucky (J.C.Lynch) – Cocote (N.C.de los Santos Arias) – Roma (A.Cuarón) – Lazzaro felice (A.Rohrwacher) – Un lugar en silencio (J.Krasinski)
Mención especial:
Wild Wild Country (serie documental)

GUSTAVO ESCALANTE
Programador, encargado del archivo audiovisual del Centro Audiovisual Rosario
Cold War (P.Pawlikowski) – Inflitrado del KKKLan (S.Lee) – Isla de perros (W.Anderson) – La forma del agua (G.del Toro) – Tres anuncios para un crimen (M.McDonagh) – Aterrados (D.Rugna) – As boas maneiras (J.Rojas/M.Dutra) – Un lugar en silencio (J.Krasinski) – El hilo fantasma (P.T. Anderson) – Roma (A.Cuarón)
Mención especial:
Para el corto mexicano Verde, de Alonso Ruizpalacios (premiado en el 25º Festival de Cine Latinoamericano Rosario)

MATÍAS ORTA
Creador de A sala llena, redactor en revista Miradas, autor de Encerrados Toda la Noche: El Cine de John Carpenter
1-Roma (A.Cuarón). 2-Coco (L.Unkrich/A.Molina)). 3-Llámame por tu nombre (L.Guadagnino). 4-Nace una estrella (B.Cooper). 5-El ángel (L.Ortega). 6-The Post: Los oscuros secretos del pentágono (S.Spielberg). 7-Yo niña (N.Arpajou). 8-Aterrados (D.Rugna). 9-Mandy (P.Cosmatos). 10-Isla de perros (W.Anderson)
Mención especial:
Pose (serie)

MARTÍN IPARRAGUIRRE
Crítico (Hoy Día Córdoba, La mirada encendida), docente (UNC)
Song of Granite (P.Collins) – Season of the Devil (L.Diaz) – I´m not your negro (R.Peck) – As boas maneiras (J.Rojas/M.Dutra) – The Seen And Unseen (K.Andini) – The Florida Project (S.Baker) – Misión Imposible: Repercusión (C.McQuarrie) – No intenso agora (J.Moreira Salles) – Hereditary (A.Aster) – Burning (L.Chang-dong)
Mención especial:
El silencio es un cuerpo que cae (A.Comedi)

PABLO CECCARELLI
Codirector de la revista de cine Pulsión (La Plata)
El silencio es un cuerpo que cae (A.Comedi) – Mujer nómade (M.Farina) – Burning (L.Chang-Dong) – El libro de imagen (J.L.Godard) – Las hijas del fuego (A.Carri)
[aclaración: no incluyo películas que estaban en la lista del año pasado pero tuvieron estreno comercial en 2018]
Mención especial:
Por segundo año,  una película de Fernando Birri: en este caso ORG, proyectada en el Cine Municipal Select de La Plata.

CRISTIAN ANDRADE
Realizador (Santa Soja), programador (Muestra de Cine Interdisciplinaria Conecta)
Grass (H.Sang-Soo) – Kaili Blues (Bi Gan) – The wild pear tree (N.B.Ceylan) – Burning (L. Chang-Dong) – La desaparición (Pororoca) (C.Popescu) – An elephant sitting still (Hu Bo) – A land imagined (Y.Siew Hua) – Cold War (P.Pawlikowski) – El ángel (L.Ortega) – El cuento de la princesa Kaguya (I.Takahata)
Mención especial:
Espacio Cine 10 años.

FEDERICO ACTIS
Realizador (Los teleféricos, La arquitectura del crimen), productor (Rabia), docente
Dos largometrajes de ficción: El hilo fantasma (P.T.Anderson) y Tres anuncios para un crimen (M.McDonaugh). Un largometraje documental: El espanto (P.Aparo/M.Benchimol). Y un largometraje de animación: Isla de perros (W.Anderson)
Mención especial:
Para la serie Sharp Objects.

MARTÍN FRAIRE
Periodista, crítico (Radio San Jorge)
1- The Other Side of the Wind (O.Welles). 2- El hilo fantasma (P.T.Anderson). 3- Isla de perros (W.Anderson). 4- Roma (A.Cuarón). 5- El ángel (L.Ortega). 6- Avengers: Infinity War (A. y Joe Russo). 7- Tres anuncios para un crimen (M.McDonaugh). 8- Coco (LUnkrich/A.Molina). 9- Misión: Imposible – Repercusión (C.McQuarrie). 10- Hereditary (A.Aster)
Mención especial:
Episodio 4, temporada 3 de Daredevil – Miniserie Wild wild country – 2ª temporada de El Marginal.

FABIÁN DEL POZO
(Titular de Videoteca, cofundador de la primera revista sobre cine rosarina El Eclipse)
La balada de Buster Scruggs (J. y E.Coen) – Coco (L.Unkrich/A.Molina) – El hilo fantasma (P.T.Anderson) – La morgue (A.Ovredal) – The wild pear tree (N.B.Ceylán) – Piazzolla: los años del tiburón (D.Rosenfeld) – Roma (A.Cuarón) – Sinfonía para Ana (E.Ardito/V.Molina) – Transit (C.Petzold) – Viaje a los pueblos fumigados (F.Solanas)
[En estricto orden alfabético]
Mención especial:
A la continuidad de Filmoteca en la TVP, en un contexto en que el Estado actual cuestiona desde su día cero todo lo construido por el Estado predecesor (más aún en ámbitos afectados por groseros recortes presupuestarios como la Cultura), con todo el respeto a la coherencia de su conductor, quien saludablemente para la democracia, a la vez se manifiesta de manera pública contra dichas políticas: un espacio a preservar, en el que se puede disfrutar en calidad HD de una semana  dedicada al inusual modo de filmar de, por ejemplo, un Darío Argento casi no programado en la TV argentina.

JAVIER MATTEUCCI
Productor (Bronce, Amadoras)
Ready Player One: Comienza el juego (S.Spielberg) – Los conversos (S.Martinez/A.Marinho) – Bohemian Rapsody (B.Singer) – Animal (A.Bo) – Coco (L.Unkrich/A.Molina) – Isla de perros (W.Anderson) – Misión Imposible: Repercusión (C.McQuarrie) – Pañuelos para la historia (N.Valentini/A.Haddad) – Tres anuncios para un crimen (M.McDonaugh) – Deadpool 2 (D.Leitch)

MILTON SECCHI
Productor, realizador (director de Yo, pasto de los leones, exhibido en BAFICI 2018)
Estanque negro (J.S.Rinland) – Los árboles (M.Luque) – Western (V.Grisebach) – Malambo, el hombre bueno (S.Loza) – Vendrán lluvias suaves (I.Fund)
Mención especial:
La videoinstalacion de Florencia Levy en la muestra de la BIM (Bienal de la Imagen en Movimiento) en Muntref. Bellísima obra.

JUAN FRANCISCO GACITÚA
Crítico (Los jóvenes viejos, A sala llena, Las pistas)
Visages villages (A.Varda/JR) – Unas preguntas (K.Konrad) – La reina del miedo (V.Bertuccelli/F.Tiscornia) – Mochila de plomo (D.Mascambroni) – Casa del teatro (H.Rosselli) – Teatro de guerra (L.Arias) – Terra franca (L.Teles) – El ángel (L.Ortega) – Julia y el zorro (I.M.Barrionuevo) – Te quiero tanto que no sé (L.García Candela)
Mención especial:
La cura del espanto, de Mariana Rojas.

JUAN MARTÍNEZ
Crítico (Los Jóvenes Viejos)
1) Puppet Master: The Littlest Reich (S.Laguna/T.Wiklund) – 2) Hereditary (A.Aster) – 3) Misión: Imposible – Repercusión (C.McQuarrie) – 4) El libro de imagen (J.L.Godard) – 5) Las hijas del fuego (A.Carri) – 6) 15:17 Tren a París (C.Eastwood) – 7) Bodied (J.Kahn) – 8) Te quiero tanto que no sé (L.García Candela) – 9) Under the Silver Lake (D.R.Mitchell) – 10) La reina del miedo (V.Bertuccelli/F.Tiscornia)
Mención especial:
Chillling Adventures of Sabrina S01E01: Su 1º episodio nos mete de lleno en su universo a fuerza de confianza en los personajes y en aquello que se está narrando, con conflictos que no por adolescentes dejan de ser profundos, pero sin caer nunca en la solemnidad, con una soltura al entrar al mundo del satanismo que no veíamos desde La última puerta de Polanski y con una atmósfera verdaderamente aterradora. Y, al contrario de Hill House, sabe qué mostrar y cómo hacerlo, y es así como, en un momento enorme, tenemos una aparición de un diablo hermoso y majestuoso. Extrañamente, hasta ahora no vi ningún otro episodio de esta serie, tal vez porque temo que lo que viene después no esté a la altura de ese episodio descomunal.

DIEGO M. CASTRO
Licenciado en Comunicación Audiovisual (UNR), guionista, productor, realizador
Western (V.Grisebach) – Cold War (P.Pawlikowski) – El hilo fantasma (P.T.Anderson) – Las herederas (M.Martinessi) – Invisible (P.Giorgelli)

MEX FALIERO
Crítico, director de Fancinema, jurado de la sección Banda Sonora Original en el 33MDQFilmFest
Amor de vinilo (J.Peretz) – Coco (L.Unkrich/A.Molina) – El hilo fantasma (P.T.Anderson) – Isla de perros (W.Anderson) – La balada de Buster Scruggs (Hnos.Coen) – La reina del miedo (V.Bertuccelli/F.Tiscornia) – Misión Imposible – Repercusión (C.McQuarrie) – Petit Paysan (H.Charuel [vista en el Marfici] – The Florida Project (S.Baker) – The Post: Los oscuros secretos del Pentágono (S.Spielberg)
Mención especial:
Mrs McCutcheon, de John Sheedy (corto canadiense visto en el festival Funcinema, que aborda la temática de la identidad sexual con osadía y sensibilidad)

SONIA HELMAN
Médica bioquímica, realizadora (La torre de Guido, Con acento mocoví)
Colette: liberación y deseo (W.Westmoreland) [film inglés histórico más Keira Knightly es siempre digno de verse] – Lo que ellas quieren (N.Meyeres) [Sex and the city sexagenario muy interesante en el guión, un homenaje a las comedias de diálogos ingeniosos de los años 30 y 40] – La sociedad literaria del pastel de papas de Guernsey (M.Newell, Netflix) [más allá del profesionalismo y oficio de estos films corales, demuestra, en la línea de Doña Flor y sus dos maridos o La cámara oscura, que la mejor manera de llevar al cine un libro, y hacer un producto digno, es siendo absolutamente irreverente con la historia original]

JOSÉ LUIS VISCONTI
Licenciado en Comunicación Social (UNLP), crítico (Hacerse la crítica)
La imagen perdida (R.Pahn) – Isla de perros (W.Anderson) – Nuestra hermana menor (H.Kore-eda) – No intenso agora (J.Moreira Salles) – El hilo fantasma (P.T.Anderson) – Las olas (A.Biniez) – Rojo (B.Naishtat) – La noche de 12 años (A.Brechner) – Transit (C.Petzold) – No viajaré escondida (P.Zubizarreta)
Mención especial:
Fattoruso, de Sebastián Bednarik (que merece un estreno comercial)

DIEGO BARCIA
Diseñador integral, especialista en cine fantástico (Fantápolis, Cinematik)
Mi obra maestra (G.Duprat) – Coco (L.Unkrich/A.Molina) – El Ángel (L.Ortega) – Deadpool 2 (D.Leitch) – Animal (A.Bo) – Tres anuncios para un crimen (M.McDonaugh) – Desobediencia (S.Lelio) – Ready Player One: Comienza el juego (S.Spielberg) – Alfa (A.Hughes) – Hereditary (A.Aster)

FERNANDO G. VAREA
Periodista (Espacio Cine, Cultura & Libros de diario La Capital), docente (EPCTV, UAI)
1) The wild pear tree (N.B.Ceylan). 2) El hilo fantasma (P.T.Anderson). 3) Visages Villages (A.Varda/JR). 4) Cold War (P.Pawlikowski). 5) As boas maneiras (J.Rojas/M.Dutra). 6) A land imagined (Y.Siew Hua). 7) Misión imposible: Repercusión (C.McQuarrie). 8) Malambo, el hombre bueno (S.Loza). 9) La vendedora de fósforos (A.Moguillansky). 10) Familia sumergida (M.Alché) / Piazzolla: los años del tiburón (D.Rosenfeld)
Mención especial:
Versión restaurada de El bueno, el malo y el feo (Sergio Leone), exhibida en el BAFICI.

Balance 2017 AQUÍ

La Internacional Cinéfila 2018 AQUÍ